Menu


Tras el llamado del Papa, diócesis y asociaciones toman medidas para acoger a refugiados
La capacidad de respuesta en Italia podría ser de 100.000 personas y España podría acoger a 24.552 familias de refugiados


Por: Redacción Forum Libertas | Fuente: www.forumlibertas.com



La Iglesia Católica en España podría acoger a 24.552 familias de refugiados para seguir fielmente los deseos del papa Francisco, que este domingo instó desde Roma a que cada parroquia, cada comunidad religiosa, cada monasterio y cada santuario de Europa hospede a una familia.

Siguiendo su ejemplo personal, ya que el Vaticano anunció que iba a acoger familias, las 23.071 parroquias españolas tendrían que abrir sus puertas a otras tantas familias de inmigrantes.

Al igual que las parroquias tendrían que hacer lo mismo los 865 monasterios y los 616 santuarios que hay en las 70 diócesis del territorio nacional, según datos de la última memoria sobre la Iglesia en España.

De esta manera, la cuota que se baraja desde Europa para asignar a España 16.000 refugiados, se incrementaría notablemente.

El Papa Francisco insistió en que "frente a la tragedia de decenas de miles de prófugos que huyen de la muerte por la guerra y el hambre y están en camino hacia una esperanza de vida, el Evangelio nos llama, nos pide que seamos prójimos de los más pequeños y abandonados, que les demos una esperanza concreta y no digamos solo ¡ánimo, paciencia!".



Ya se están organizando

Numerosas parroquias, organizaciones, grupos religiosos y algunas diócesis (como las de Madrid, Barcelona, Castellón y Santiago de Compostela) ya están tomando medidas para prestar su solidaridad a los refugiados.

Así, el Arzobispado de Barcelona prevé acoger a 50 familias de refugiados en el edificio de La Conreria, antiguo Seminario Diocesano.

En los últimos meses, Cáritas Diocesana de Barcelona ha dado apoyo económico a familias de refugiados en situaciones vulnerables que están gestionando sus demandas de asilo, y pone sus recursos para paliar las situaciones de sufrimiento de estas de estas personas y familias.

Por su parte, el Obispado de Ibiza y Formentera ha encargado a Cáritas Diocesana que asuma la coordinación de todas las acciones que se organicen en las Pitiusas en relación a la acogida de refugiados. Además, pedirá a los ciudadanos que suscriban una cuota mensual durante un año que les permita pagar el alquiler de algunas viviendas en las que alojar a familias de refugiados.



También la Iglesia de Mallorca ha expresado su voluntad de acoger a refugiados en las parroquias de la isla y que coordinarán la ayuda a través de Cáritas aunque insisten en que todavía es muy pronto para concretar detalles. En todo caso, explican que no todas las parroquias podrán a refugiados porque algunas no tienen capacidad o posibilidades para hacerlo.

El obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza, ha establecido una Mesa Diocesana para la coordinación de la atención a los refugiados y ha hecho un llamamiento a todos los católicos de la Diócesis de Cádiz y Ceuta para que se ofrezcan a acoger, a contribuir económicamente o con bienes en las atenciones y acogidas o a prestar un servicio de voluntariado desde la generosidad y las posibilidades de cada uno.

En Cartagena, su obispo, José Manuel Lorca Planes, ha anunciado que conversará con Cáritas para vertebrar la ayuda que pueda facilitar la diócesis y ha asegurado que pondrán viviendas a disposición de los refugiados que lleguen.

"Esta Iglesia de Cartagena no se va a quedar detrás, sino que se hace eco de sus palabras (del Papa) y vamos a viabilizar el tema de las viviendas, las que podamos en este momento, porque la diócesis no es muy rica en patrimonio. A la vez le pido a los murcianos que aquellos que puedan y quieran colaborar lo hagan", ha señalado.

La Iglesia italiana, a la vanguardia

La Iglesia católica italiana ha comenzado también a poner en marcha diferentes iniciativas de acogida tras la llamada del Papa. Algunas de las 27.133 parroquias que existen en Italia han comenzado a ultimar los preparativos para poder responder a la llamada del pontífice, según se indica en la prensa local.

El arcipreste de la Basílica de San Pedro, Angelo Comastri, anunció que acogerán "un núcleo familiar de cinco personas" y que el limosnero del Papa, Konrad Krajewski, "buscará familias entre los últimos desembarcados, los que estén en mayor dificultad, de manera que puedan encontrar dos brazos abiertos que puedan acogerles".

El párroco de Santa Ana, Bruno Silvestrini, declaró al diario vaticano "L'Osservatore Romano" que "aparte de la casa, intentaremos encontrarle un trabajo también al cabeza de familia".

Esta propuesta, a la que aún le falta resolver los problemas burocráticos de registro de los refugiados y la asistencia sanitaria y educativa en cada municipio italiano, queda por ahora en un limbo legal, pero puede tener un gran alcance numérico.

"Hablamos del hecho que el papa pide que cada parroquia, instituto religioso o santuario pueda hospedar a una familia, por lo tanto tres o cuatro personas. Si son 27.000 parroquias, la capacidad de respuesta a esta llamada podría ser de 100.000 personas", calculó el director de la fundación Migrantes, Gian Carlo Perego.

Según la Organización Internacional de las Migraciones, 119.619 personas han llegado a Italia en lo que va de año, y 2.630 fallecieron al cruzar desde las costas libias y tunecinas.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |