Menu


El Velo de Manoppello
Ceremonia de entronización de la réplica

El templo de La Sagrada Familia en Bagumbayan, en Filipinas, es el segundo en el mundo en tener una réplica de esta reliquia


Por: Con información de CBCP News | Fuente: es.gaudiumpress.org



El Obispo de Pasig, Filipinas, Mons. Mylo Hubert Vergara, presidió la ceremonia de entronización de una réplica del venerado Velo de Manoppello, una tela que según la tradición acompañó la Sábana Santa de Turín y al Sudario de Oviedo en la sepultura de Jesucristo. El templo de La Sagrada Familia en Bagumbayan es el segundo en el mundo en tener una réplica de esta reliquia.

La réplica fue donada al templo por una seglar que vive en Estados Unidos, la Sra. Daisy Neves, y un sacerdote de la Basílica del Volto Santo de Manoppello en Italia, el P. Carmine Cucinelli. La reliquia original visitó Filipinas en septiembre de 2014 y atrajo miles de devotos durante su peregrinación de una semana de duración. Los fieles besaron la tela en la cual según la tradición quedó impreso el rostro de Jesucristo y que fue resguardado durante 500 años en Manoppello, en Abruzzo.

La imagen es poco conocida fuera de Italia, pero la devoción tuvo una mayor difusión después de que al inicio del pontificado de Benedicto XVI, el hoy Papa emérito visitara el lugar y venerara la reliquia. El Pontífice afirmó haber deseado realizar esta peregrinación tras haber leído un libro sobre la Faz de Cristo registrada en esta tela y los hallazgos científicos que sustentan la tradición sobre su origen sagrado.

Las investigaciones han demostrado que la figura del Velo de Manoppello coincide con el rostro que se aprecia en la Sábana Santa de Turín, que la imagen no fue trazada mediante una técnica artística u otro medio humano y que la tela data de un tiempo que coincide con la Crucifixión y Resurrección del Señor. Si bien ambas imágenes coinciden, parecen corresponder a instantes distintos, ya que la Sábana de Turín muestra la imagen de Cristo con los ojos cerrados y las heridas abiertas, mientras que el Velo de Manoppello muestra claramente el rostro con los ojos abiertos y las heridas cerradas.

 




 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |