Menu


Ejecutivo chileno presiona al Congreso para aprobar ley de identidad de genero
Presionan al Congreso de Chile para que apruebe una ley en favor del cambio de sexo


Por: Por María Inés Franck | Fuente: www.observatoriointernacional.com



El pasado 16 de septiembre, la presidente de Chile a través del ministro Secretario General de Gobierno presionó al Congreso Nacional para que trate y apruebe el proyecto de ley de identidad de género.

El proyecto en cuestión (8924-07) se había presentado en el Senado a fines de agosto de 2013, siendo aprobado en general en enero de 2014. Luego de ello, no se había vuelto a tratar en la Comisión de DerechosHumanos, Nacionalidad y Ciudadanía de dicho cuerpo legislativo.

Establece en su art. 1º que toda persona tiene derecho "a ser tratada en conformidad con su Identidad de Género y, en particular, a ser reconocida e identificada de ese modo en los instrumentospúblicos que acreditan su identidad respecto del nombre y sexo. Toda norma o procedimiento de naturaleza administrativa o judicial deberá respetar el derecho a la identidad de género de las personas. Ninguna norma o procedimiento podrá limitar, restringir, excluir, suprimir o imponer requisitos no contemplados para el ejercicio de este derecho, debiendo interpretarse y aplicarse las normas siempre a favor del acceso del mismo" (inciso c).

El proyecto entiende por identidad de género "la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente profundamente, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo (que podría involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios médicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que la misma sea libremente escogida) y otras expresiones de género, incluyendo la vestimenta, el modo de hablar y los modales" (art. 2º). Por este motivo, "toda persona podrá obtener, por una sola vez, la rectificación de su partida de nacimiento y el cambio de sexo y nombre, cuando no coincidan con su Identidad de Género" (art. 3º).

Para acreditar la identidad de género y solicitar el cambio de nombre y sexo no será exigible "el uso de medios farmacológicos, psicológicos, psiquiátricos o de tratamientos quirúrgicos" (art. 4º).



El Tribunal ante el cual se tramite el cambio registral "ordenará que se rectifique la partida de nacimiento del peticionario, procediendo al cambio su sexo y su nombre, oficiando al Director del Registro Civil e Identificación a fin de que realice las rectificaciones; que proceda a emitir un nuevo registro de identidad para el peticionario y que informe en el plazo de veinte días hábiles desde la rectificación en la partida de nacimiento, del cambio de sexo y nombre al Servicio Electoral para la corrección del padrón electoral; al Servicio de Impuestos Internos; a Tesorería General de la República; a Policía de Investigaciones y a Carabineros de Chile". Se emitirán luego "nuevos documentos de identidad, con una nueva fotografía, los que reemplazarán para todos los efectos legales a los documentos de identidad anteriores, que no podrán ser usados o exhibidos bajo ninguna circunstancia y en ninguna repartición pública o privada" (art. 7º). "Sólo tendrán acceso al acta de nacimiento y a las imágenes, fotografías, soportes digitales, informáticos o cualquier otro instrumento con los que las personas figuraran originalmente en los registros oficiales, quienes cuenten con autorización expresa del o la titular, o con orden judicial fundada" (art. 10).

Además, el proyecto determina que "todas las personas, sin necesidad de requerir autorización judicial o administrativa y sin perjuicio de lo que establece esta ley sobre el derecho a solicitar la rectificación de su partida de nacimiento y el cambio de sexo y nombre cuando no coincidan con su Identidad de Género, podrán, si lo estiman necesario, acceder a intervenciones quirúrgicas o a los tratamientos integrales hormonales que deseen para adecuar su cuerpo a su Identidad de Género, bastando para ello que la persona preste su consentimiento informado" (art. 11).

El texto del proyecto en ningún momento requiere ser mayor de edad para acceder a este procedimiento; más bien la utilización del término "toda persona" daría a entender que también estarían comprendidos los menores.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |