Menu


Corte Constitucional de Colombia admite adopción por parejas homosexuales
La Corte Constitucional de Colombia resolvió que las parejas del mismo sexo


Por: María Inés Franck | Fuente: www.observatoriointernacional.com



El pasado 4 de noviembre, según dio a conocer a través de su comunicado número 50, la Corte Constitucional de Colombia resolvió, por seis votos contra dos, que las parejas del mismo sexo "están habilitadas para adoptar conjuntamente". En consecuencia, la Corte da la razón a los accionantes, y declara exequibles expresiones contenidas en las leyes 1098 de 2006 (Código de la Infancia y la Adolescencia: artículos 64, 66 y 68 - numerales 3º y 5º-) y 54 de 1990 (uniones maritales de hecho: artículo 1º -parcial-).

Las normas cuestionadas "se refieren a los efectos jurídicos de la adopción, al consentimiento para la misma, a los requisitos para adoptar y a los elementos constitutivos de la unión marital de hecho", asumiendo una conformación heterosexual de matrimonios y parejas. La Corte Constitucional viene ahora a expresar que " en virtud del interés superior del menor, dentro de su ámbito de aplicación están comprendidas también las parejas del mismo sexo que conforman una familia".

Esta cuestión había sido abordada algunos meses antes por la misma Corte en la sentencia C-071 de 2015, en la cual los mismos magistrados se habían inhibido de expresarse en cuanto a la vulneración del interés superior del menor en el caso de adopción por parejas homosexuales. Sin embargo, ahora los jueces advierten que, aunque la actual demanda "se dirigió adecuadamente contra las mismas normas", esta vez lo hizo " con un enfoque constitucional diferente, en la medida en que centra la discusión en torno al interés superior de los niños (CP art. 44)".

La Corte se inclinó explícitamente por trabajos de investigación que aseguran que "la adopción por parejas del mismo sexo no genera afectaciones en el desarrollointegral de los niños, o bien que no está acreditada ninguna afectación a los niños que viven con parejas del mismo sexo", aún reconociendo que los resultados de esos estudios no son definitivos y que existen expertos que aseguran lo contrario. Además, los magistrados entendieron que, según los tratados internacionales sobre derechos humanos "la orientación sexual de una persona, o su sexo, no son por sí mismos indicadores de falta de idoneidad moral, física o mental para adoptar; de modo que impedir que un niño tenga una familia, fundándose para ello únicamente en la orientación sexual o el sexo de una persona o de una pareja, representa una restricción inaceptable de los derechos del niño". Además, "la ley debe entenderse como neutra al sexo de las parejas y a la orientación sexual de quienes las conforman".

A pesar de la sentencia, los jueces reiteraron su convicción de que "cualquier proceso de adopción debe estar siempre dirigido a garantizar el interés superior del menor". Paradójicamente ésa es la razón que esgrimen para resolver que "están comprendidas también las parejas del mismo sexo que conforman una familia".



Lamentamos que la Corte Constitucional no haya tenido el valor de ser verdaderamente consecuente con la preocupación privilegiada por el interés superior de los menores.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |