Menu


Aborto: “Dista mucho de ser una decisión libre”
Entrevista a María José Mansilla, premio de la Revista Misión 2015, comprometida con el Proyecto Raquel en España

María José Mansilla,directora y fundadora de Spei Materla hablo de la importancia de ir más allá de la asistencia a la mujer embarazada y luchar contra la cultura de la muerte


Por: Alvaro Real | Fuente: http://es.aleteia.org



La revista Misión celebró esta semana la entrega de sus V Premios a la Familia 2015. Los galardonados en esta edición han sido la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) por su trabajo de mediación con los poderes públicos; Gas Natural Fenosa, por su política de conciliación laboral y familiar; May Feelings, por su vídeo viral La mejor red social; la Familia Lozano Perez, por su ejemplo como familia y su trabajo a favor de la vida y la familia y María José Mansilla, por su labor en la defensa de la vida y la dignidad humana.

El programa El Espejo de Fin de Semana de la Cadena COPE entrevistó a María José Mansilla, directora y fundadora de Spei Mater, que explicó la importancia de ir más allá de la asistencia a la mujer embarazada y luchar contra la cultura de la muerte: “Si se nos vende que el aborto es la respuesta a todos los problemas, cómo reconocer que después tantas vidas quedan destrozadas. ¿Qué sería entonces de los argumentos?”.

Te dan el Premio por tu labor en la defensa de la vida y la dignidad humana. ¿Por qué comenzaste con esta labor? ¿Cuál fue el origen, la intuición para seguir por este camino?

De siempre he tenido esta vocación Pro-Vida, lo que pasa es que estuve colaborando durante años en otras asociaciones pro-vida aconfesionales y ví claramente que había una necesidad mucho más grande que la simplemente asistencial.

Evidentemente, en muchos momentos es importante y hay que darla, pero todo el tema de la cultura de la muerte va más allá de una dimensión existencial y hace falta una visión integral de la persona que sólo se da como católicos y desde la Iglesia.



Por eso fundas Spe Mater, donde lleváis propuestas con el Proyecto Raquel, que “sana las heridas del aborto”. ¿Cómo conseguís sanar las heridas?

El Proyecto Raquel, que se fundó en EEUU hace 30 años, es un proyecto que nace en el seno de la Iglesia y que combina una parte psicológica y una parte espiritual. Hacemos referencia al sacramento de la reconciliación.

Funciona a través de una red diocesana, de sacerdotes, consejeros y profesionales de la salud que permiten hacer un camino de sanción con estas personas. Hacer un recorrido individual.

Nadie quiere hablar del Síndrome Post-aborto. ¿Por qué?

Es lo más callado. Si se nos vende que el aborto es la respuesta a todos los problemas, cómo reconocer que después tantas vidas -no solo de la madre y el niño, sino de todas las personas que hay alrededor (padre, familia)- quedan destrozadas. ¿Qué sería entonces de los argumentos?



Desde tu experiencia… ¿una mujer que aborta lo hace libremente o son las circunstancias, la soledad las que le empujan a ello?

Nunca lo hace libremente y nunca es una decisión meditada. Es un momento en el que se encuentran en un tobogán emocional y en el cual se encuentran que todo el mundo les ofrece el aborto como la única solución. Incluso cuando ellas a priori no se lo habían planteado.

Todas, en mayor o menor medida, siempre a lo largo del proyecto Raquel nos dicen que se sienten víctimas porque han sido en unos casos presionadas y en otros engañadas. Les decían que era la única solución y que no pasaba nada. Dista mucho de ser una decisión libre.

¿La mejor manera de luchar contra el aborto es luchar para que la mujer embarazada tenga las condiciones necesarias para ser madre?

Esa es una lucha, pero no sólo esa. Muchas veces no tienen un problema como tal económico sino que todo su entorno la empuja. Es una concepción, es una auténtica conjura contra la maternidad. Todo se pone en su contra y en cuanto detectan cualquier malformación o problema en el niño todo el mundo la presiona a abortar.

Es muy importante dar una labor asistencial a las embarazadas y nosotros lo hacemos en el Proyecto Ángel pero creo que hay que ir más allá y luchar contra esta cultura que ve el embarazo como una carga y algo no deseado. Ve la maternidad como algo que destroza la vida de las personas.

Más información:

info@proyectoraquel.com

info@speimater.com





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |