Menu


Jesús vive su pasión a través de los que sufren
Todos los que sufren te necesitan. No seas de los que miran y no ven.


Por: Guillermo Ortiz, S.J. | Fuente: Reflexiones Siglo XXI





«Jesús dijo a la gente de Su tiempo: "Si quieres ser mi discípulo, toma tu cruz y sígueme". ...Hoy, en la juventud del mundo, Jesús vive su pasión a través de los jóvenes que sufren, que pasan hambre, que están tullidos y discapacitados... En ese niño que come un pedazo de pan miga a miga, porque sabe que cuando termine con ese pedazo de pan no habrá más, y el hambre volverá a hacerlo sufrir.

Ésta es una estación del vía crucis. ¿Estás tú con ese niño? ¿Y con aquellos cientos que se mueren, no sólo por un pedazo de pan, sino por un poco de amor, de reconocimiento?

Ésta es una estación del vía crucis.

¿Estás tú allí? ¿Y estamos al lado de los jóvenes cuando caen, como Jesús cayó una y otra vez por nosotros, y les ayudamos a levantar la cruz como Simón de Cirene ayudó a Cristo?

Los menesterosos abandonados a su suerte en las plazas públicas, los alcohólicos, los que no tienen techo, todos te están mirando. No seas de los que miran y no ven.

Mira y ve. Podemos comenzar las estaciones del vía crucis paso a paso, con alegría. Jesús se convirtió por nosotros en Pan de Vida. Tenemos a Jesús en el Pan de Vida para darnos fuerza. Beata Teresa de Calcuta

Jesús, con su vida, con sus palabras y sus gestos nos muestra plenamente el valor y la dignidad de la persona humana.
 





Compartir en Google+




Consultorios
Hospitalidad católica
Servicio fraterno de acompañamiento espiritual
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
P.Pedro Mereu SDB
Acompañamiento, escucha y dirección espiritual
Enrique Santiago Ellena
Especialidad en temas de familia, especialmente en la relación de las personas
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
Susana Barroilhet
Consejería en temas de la Familia y de la Vida
Rosa Gemma Ortiz S�¡nchez
Ayuda en momentos de crisis
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |