Menu


Comisión Interamericana admite caso contra libertad de enseñanza y religión
No se trata de descriminación , se trata de principios religiosos,morales y filosóficos que tiene la Iglesia


Por: María Inés Franck | Fuente: www.observatoriointernacional.com



Se conoció estos días el informe de admisibilidad de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con respecto al caso Sandra Pavez contra el Estado de Chile (Informe Nº 30/15 - Petición 1263-08). El documento tiene fecha del 21 de julio de 2015.

Antecedentes. La presentación ante la Comisión fue llevada a cabo por el Movilh (Movimiento de Integración y Liberación Homosexual de Chile). Se trata de una profesora de religión de Educación General Básica, que había ejercido la docencia por veinticinco años. En 2007, el vicario para la educación de la Diócesis de San Bernardo revocó el certificado de idoneidad cuyo otorgamiento y renovación periódica son necesarios en Chile para todos los docentes de esa materia, según el Decreto 924 de 1984 que reglamenta las clases de religión en establecimientos educacionales. La revocación se habría debido a la condición de lesbiana de la denunciante, quien mantenía una relación con una persona del mismo sexo. Esta condición claramente la inhabilitaba para testimoniar las enseñanzas de la Iglesia en ese punto, también según las normas del derecho canónico.

En los tribunales chilenos, la docente esgrimió el derecho a la igualdad ante la ley, a la vida privada y a la no discriminación por motivos de orientación sexual . La Corte de Apelaciones de San Miguel resolvió rechazar la acción incoada, considerando que "la legislación aplicable facultaba al órgano religioso correspondiente a otorgar y revocar la autorización para ejercer la docencia de religión de acuerdo con sus particulares principios religiosos,morales y filosóficos, respecto de lo cual el Estado no tendría poder de injerencia alguna. En esa misma línea, habría estimado que dicha facultad descansa sobre el propio credo, el cual tiene amplia libertad para establecer sus normas y principios, y que subyace en la propia norma legal que quien debiera impartir un credo en las aulas debía ajustarse a dichas normas, creencias y dogmas sin que competa a los órganos del Estado inmiscuirse o cuestionarlas". En 2008, la Corte Suprema de la República de Chile confirmó esta sentencia.

Presentación de Movilh ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. En octubre de 2008, la Comisión Interamericana recibió la petición del Movilh en representación de la docente, en la cual se esgrime además que el Estado chileno favoreció " una corriente de pensamiento al interior de la iglesia católica que contradice en forma directa la Ley del Estado de Chile". Ya que, "si bien es cierto que la Constitución ampara la libertad religiosa, ésta debe ceñirse estrictamente a la ley, prohibiendo por lo tanto toda forma de discriminación e injerencia en la vida de los individuos".

El Estado chileno, por su parte, ante el pedido de informes realizado por la Comisión Interamericana, expresó que "sin perjuicio de las observaciones sobre el fondo que el Estado pueda formular en su oportunidad, no tiene reparos respecto al cumplimiento de los requisitos de forma por parte de los peticionarios”.



Amicus curiae. En marzo de 2015, la organización Alliance Defending Freedom presentó un escrito “amicus curiae” ante la Comisión Interamericana, en el cual ofrece argumentos tendientes a demostrar que en el presente caso no se han vulnerado los derechos de la docente.

El Informe de Admisibilidad de la Comisión. En su Informe de Admisibilidad, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sostiene su competencia para examinar el pedido y confirma que se han respetado los requisitos formales para la presentación. Asimismo, sostiene que "los alegatos de los peticionarios relacionados con el alegado retiro del certificado de idoneidad con base en la orientación sexual de la presunta víctima, efectuado por autoridades religiosas en uso de facultades delegadas por el Estado mediante un decreto, requieren de un análisis en la etapa de fondo para evaluar su compatibilidad con los términos de los artículos 11 y 24 de la Convención Americana, en relación con los artículos 1.1 y 2 de dicho instrumento. Asimismo, si bien los peticionarios no lo alegaron expresamente, la CIDH entiende que la supuesta falta de protección judicial y la supuesta omisión de garantía del debido proceso en el acceso a los recursos internos, podríaeventualmente caracterizar violaciones a los artículos 8 y 25 de la Convención Americana, en relación con los artículos 1.1y 2 de dicho instrumento" (considerando 29).

En consecuencia, la Comisión Interamericana decide declarar admisible la petición del Movilh y comenzar el trámite sobre el fondo de la cuestión (considerando 30).

Próximos pasos. Una vez admitidos los requisitos de forma, la Comisión Interamericana deberá expedirse próximamente sobre el fondo de la cuestión. Según sus conclusiones, el caso podría pasar a ser juzgado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, pudiendo sentar un precedente difícil para toda América.

Contra el derecho a la libertad de enseñanza y religión. A pesar de que el tema aparece caracterizado como un caso de "discriminación", en realidad se trata de un cuestionamiento al derecho humano de libertad religiosa y de enseñanza.
Recordemos al efecto el importante antecedente constituido por un muy reciente pronunciamiento del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en un caso muy similar ("Fernández Martínez vs España", sentencia del 12 de junio de 2014), en el cual respaldó a la Iglesia Católica en España en su decisión de no renovar el contrato anual como profesor de religión a un sacerdote casado sin la debida dispensa, y activista contra el celibato de los religiosos.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |