Menu


Costa Rica: continúa denodada lucha por la vida del embrión humano
La CIDH estableció en su resolución los lineamientos para la fecundación InVItro


Por: María Inés Franck | Fuente: www.observatoriointernacional.com



El 29 de enero de 2016, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, a través de su resolución 3/2016, emitió la medida cautelar Nº 617-15 contra el Estado de Costa Rica, emplazándolo para que adopte las medidas necesarias para hacer accesible la fecundación in vitro inmediatamente a seis parejas demandantes.

La medida cautelar fue tomada en el marco del expediente Nº 12.798 “Daniel Gerardo Gómez Murillo, Aida Marcela Garita Sánchez y otros contra el Estado de Costa Rica”, iniciado luego de que la IV Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de Costa Rica recibiera una acción de inconstitucionalidad contra el Decreto ejecutivo presidencial que autorizaba la técnica de referencia, en supuesto acatamiento de la sentencia "Artavia Murillo vs Costa Rica" de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El 3 de febrero pasado, La Sala Constitucional, por sentencia de mayoría Nº 2016-1692, anuló el Decreto de Fecundación in Vitro del Presidente de CostaRica por violar el principio de reserva de la ley, esgrimiendo que, para cumplir con una sentencia de la Corte Interamericana, es necesario sancionar una ley formal, según el art. 2 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Este artículo afirma que, "si el ejercicio de los derechos y libertades mencionados en el artículo 1 no estuviere ya garantizado por disposiciones legislativas o de otro carácter, los Estados Partes se comprometen a adoptar, con arreglo a sus procedimientos constitucionales y a las disposiciones de esta Convención, las medidas legislativas o de otro carácter que fueren necesarias para hacer efectivos tales derechos y libertades". EN el caso del Estado de Costa Rica, los jueces consideraron que todo lo vinculado con la regulación de derechos fundamentales debe ser sancionado por una ley formal.

La misma sentencia de la Sala Constitucional dispuso que el Estado de Costa Rica debe cumplir con la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con arreglo a los procedimientos constitucionales previstos para ello; por lo que, emplazó al Poder Legislativo, a promulgar una ley que regule este tema.

Un día después, el 4 de febrero, la Corte Interamericana emplazó al Estado costarricense para que, en un plazo de 7 días, anule la sentencia de la Sala Constitucional y permita así la aplicación del Decreto presidencial que autoriza la fecundación in vitro en ese país.



La última novedad de esta intrincada historia fue la emisión de un comunicado por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con fecha 16 de febrero de 2016, por el cual se anunció la presentación ante la Corte Interamericana del caso “Gómez Murillo y otros (FIV), contra Costa Rica”.

Por segunda vez, entonces, comparecerá este Estado ante la Corte IDH debido a su resistencia en menospreciar la vida de los embriones humanos. El comunicado de la Comisión expresa que, “en virtud del principio de economía procesal y tratándose de una problemática de alcance general ya resuelta por ambos órganos del sistema interamericano, la Comisión determinó la responsabilidad internacional del Estado de Costa Rica con referencia al análisis de derecho y artículos aplicados tanto en su Informe de Fondo 85/10, respecto del caso 12.361 - Artavia Murillo y otros, como en la Sentencia de Excepciones Preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas emitida por la Corte Interamericana en el mismo caso”.

Para acceder a todos los documentos mencionados, puede visitarse:

www.observatoriointernacional.com







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |