Menu



Jefe de la ONU desprecia a países que critican sello LGBT
El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, desestimo retirar los sellos postales


Por: Stefano Gennarini, J.D. | Fuente: https://c-fam.org/



Stefano Gennarini, J.D.

NUEVA YORK, (C-Fam) El Secretario General Ban Ki-moon aparentemente desoyó y a la larga desestimó la preocupación por el hecho de que la ONU promueve la homosexualidad mediante sellos postales explícitos, y señaló que no serán retirados, como lo exigieron algunos estados miembros.

A comienzos de este mes, los países se mantuvieron al margen, sin poder hacer nada, mientras los burócratas de la ONU presentaban con bombos y platillos, y gastando mucho dinero, una serie de sellos de correos que simbolizan la homosexualidad, la transexualidad y la «crianza» por homosexuales en la sede de la ONU, durante una ceremonia excéntrica que contó con la actuación de un coro de 33 hombres gais que cantaron canciones de amor y melodías de espectáculos con bailarines desnudos y dioses griegos como telón de fondo.

Delegaciones de al menos 86 países intentaron evitar el lanzamiento de los sellos en la víspera del evento. Se enviaron a Ban Ki-moon cartas en oposición a ellos el 3 de febrero, las cuales permanecieron sin respuesta durante dos semanas.

Como era de esperar, el Secretario General, ruidoso defensor de la aceptación social de la homosexualidad, negó toda acusación de transgresión y extralimitación, y dijo que el lanzamiento estaba «en concordancia con el mandato» de la Administración Postal de las Naciones Unidas.



El Secretario General no respondió personalmente a las objeciones. En su lugar, se valió de un subordinado, decisión que puede ser interpretada como altanería y falta de respeto hacia los embajadores que enviaron las cartas.

Yukio Takasu, Secretario General Adjunto de Gestión, envió una misiva a los embajadores de Bielorrusia, Egipto y Catar, representantes de los 24 estados miembros del Grupo de Amigos de la Familia. Ellos visitaron a Takasu junto con delegados de la Organización para la Cooperación Islámica y del Grupo de los Estados de África el 9 de febrero tras haber transcurrido una semana sin respuesta por parte de Ban Ki-moon.

Takasu justificó los sellos diciendo que conmemoran la campaña Libres e Iguales que llevó a cabo la burocracia de la ONU, la cual promueve la sodomía y las cirugías de reasignación de sexo como derechos humanos, y que es calificada en la carta como «campaña de educación pública para combatir la homofobia y la transfobia».

El mandato de la Administración Postal de las Naciones Unidas consiste en fabricar sellos de correos que promuevan la labor de la Organización. Por lo tanto, según la misiva, el evento estaba en «plena conformidad» con las normativas e instrucciones administrativas de la ONU.

Existe el precedente de un diseño para la ciencia y la educación que ya había sido aprobado por el organismo de las Naciones Unidas y que fue rechazado dentro de las 48 horas tras las objeciones políticas de estados miembros de la ONU.



Pero el escrito descarta la posibilidad de que se retiren los sellos LGBT, pese a que admite que pueden ser inadecuados.

«Aunque no sería posible retirar los sellos, en vista de la seriedad de sus inquietudes, tomamos esta oportunidad para reconsiderar los procedimientos internos que regulan la emisión de sellos de correos de las Naciones Unidas», concluye la carta.

El enfrentamiento por la aceptación social de la homosexualidad y la creación de protecciones especiales para las personas que se identifican como LGBT no se limita al ámbito de la sede de la ONU.

En los últimos años, un creciente número de países, incluso europeos, ha prohibido la «propaganda homosexual» que equipara las relaciones homosexuales con el matrimonio, así como la posibilidad del casamiento entre personas del mismo sexo. En las últimas dos semanas, hubo fuertes llamamientos en Indonesia, Malasia y Singapur para que la ONU y otros dejen de promover la homosexualidad.

Pese a que esta tensión se está extendiendo a nivel mundial, el Secretario General de la ONU ha prometido continuar promoviendo la aceptación social de la homosexualidad. Setenta y seis países prohíben la sodomía de forma explícita en sus leyes y ningún tratado de la ONU incluye los derechos LGBT ni protege la conducta homosexual explícita o implícitamente.

Traducido por Luciana María Palazzo de Castellano

El autor  escribe para C-Fam (Centro para la Familia y los Derechos Humanos). Este artículo apareció por primera vez en Friday  fax  . C-Fam es un instituto de investigación con sede en DC Nueva York y Washington (http://www.c-fam.org/). Este artículo aparece con permiso.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |