Menu


Por qué Planned Parenthood no debe recibir fondos del gobierno de Estado Unidos
Casi la mitad del financiamiento de la empresa proviene de los contribuyentes, mismos que no apoyan el aborto.


Por: Jonathan Abbamonte | Fuente: http://lapop.org/



De las muchas cuestiones sobre las que debemos insistir permanentemente, pocas tienen tanto potencial para salvar vidas como suspender el financiamiento del proveedor de abortos más grande del mundo: Planned Parenthood Federación de América.

Si el gobierno de Estados Unidos le quita el financiamiento a Planned Parenthood miles de vidas se salvarían todos los años. Solo en el 2013, Planned Parenthood la filial en Estados Unidos de la International Planned Parenthood Federation - IPPF, terminó con la vida de 327.653 niños por nacer norteamericanos. Es decir, cada hora 37 corazones dejaron de latir. 

El negocio del aborto de Planned Parenthood depende en gran medida de la financiación que proviene de los impuestos de los contribuyentes estadounidenses. Según la Oficina de fiscalización del uso de fondos federales del Congreso de Estados Unidos, Planned Parenthood gastó casi $ 325 millones dólares de los contribuyentes entre el 2010 y el 2012. En el mismo período, PPFA recibió $ 1,2 billones de dólares adicionales a través de reembolsos federales y estatales de programas de salud como Medicare, Medicaid y programas de seguro de salud (CHIP infantil).

En total, 43% de los ingresos de Planned Parenthood proviene de los impuestos que pagan todos los estadounidenses y constituye una imposición odiosa sobre quienes ven violentadas sus conciencias con el aborto y ven mal utilizados sus impuestos en ello. Prohibir que los fondos federales vayan a parar a una organización que termina la vida de un tercio de millón de niños cada año podría iniciar un proceso de drástica reducción de la capacidad de la organización para llevar a cabo abortos en Estados Unidos.

Pero Planned Parenthood no solo actúa en Estados Unidos. Su organización matriz la IPPF cuenta con una red que se extiende por todo el mundo.



Las filiales de la IPPF promueven el aborto en demanda en casi todos los países del globo. En el 2014, IPPF gastó más de $ 137 millones promoviendo el aborto en todo el mundo. En muchos de los países donde la IPPF desarrolla esta lamentable actividad (particularmente en África y América Latina) el aborto es ilegal en todos o la mayoría de los casos.

Population Research Institute ha diseñado un mapa que muestra cuánto dinero envía IPPF a sus filiales en cada país del mundo. EL mapa completo se puede ver en nuestro web site.

La IPPF también recibe una porción generosa de los fondos del gobierno estadounidense. Entre 2010 y 2012, IPPF recibió más de $ 26 millones dólares de los contribuyentes federales del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) y la Agencia de Estados Unidos para el desarrollo internacional (USAID).

Y aunque la IPPF recibe menos fondos federales que Planned Parenthood, cabe señalar que la financiación de la IPPF va exclusivamente para afiliadas de Planned Parenthood fuera de Estados Unidos. 

Contrario a los ideales americanos de la tolerancia y el respeto de otras culturas, la IPPF presiona y hace lobby permanente para que gobiernos de otros países cambien sus leyes sobre el aborto. Es decir, al imponer ese cambio de leyes les importa un bledo la democracia en esos países. La figura típica es que Planned Parenthood o la IPPF no lo hacen a nombre propio sino normalmente a través de la financiación de una organización local que aparenta autonomía e independencia.



Recientemente trascendió en los medios de comunicación de El Salvador que la IPPF financia a una organización de ese país para presionar al Gobierno a legalizar el aborto. Cabe señalar que la gran mayoría de los salvadoreños son pro vida, sólo el 2% de la población encuentra aborto moralmente aceptable.

La IPPF es una de las organizaciones más letales del mundo. Solamente en el 2014, la IPPF terminó la vida de más 1,1 millones los niños por nacer.  

Contrario a los alegatos de los abogados de Planned Parenthood, millones de mujeres están excluidas de los servicios de Planned Parenthood. Más bien, Planned Parenthood termina con la vida de millones de mujeres (y hombres) antes de que puedan nacer.

Alcemos nuestra voz por aquellos que, a causa de la odiosa labor de Planned Parenthood,  nunca tendrán la oportunidad de hablar por sí mismos.

Ir al Boletín: http://goo.gl/tUf2Z7





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |