Menu


Sobre la muerte embrional humana temprana
El embrión pre-implantado es una persona con dignidad y derechos


Por: Carlos Ramos Rosete | Fuente: http://www.yoinfluyo.com/



Hace poco el autor del presente escrito impartía la asignatura de Bioética. El tema a tratar era el carácter personal del embrión pre-implantado, cuando una estudiante de medicina de nombre María José Buccio Gutiérrez hizo el siguiente cuestionamiento:

“Si el embrión pre-implantado es una persona con dignidad y derechos, entonces ¿no resulta un sin sentido que muchos embriones durante las tres primeras semanas de gestación mueran?”

La cuestión no es baladí; de hecho, una de las objeciones a la Bioética personalista, que considera al embrión como una persona humana, señala que resultaría absurdo la gran mortandad de embriones en las primeras semanas de gestación por causas biológicas, si tales embriones son considerados como personas. La naturaleza no puede ser tan defectuosa como para dar lugar a una gran mortandad de personas en estado embrional precoz.

Si nos centramos en los embriones pre-implantados, muchas mujeres no advertirían que ya han concebido un hijo, el cual sería desalojado en el flujo menstrual normal sin problema alguno. Así pues, estimado lector, si usted es considerado el hijo mayor, tal vez usted no sea auténticamente el hijo mayor, porque habría sido precedido, por lo menos, por un hermano/a mayor en estado embrional que habría muerto en etapas muy primarias de su gestación en donde su mamá no se habría dado cuenta de ello. Por otra parte, en la Bioética personalista habría la siguiente problemática de tipo filosófica: ¿Qué sentido tendría la muerte de una gran cantidad de personas cuyo periodo de vida estaría alrededor de no más de 21 días de gestación o tal vez menos?

En este artículo solamente se realizarán las siguientes consideraciones:



1ª La vida humana de una persona es intrínsecamente mortal en razón de su estructura biológica. Tal mortalidad es mayor en los embriones humanos tempranos en razón de que su desarrollo biológico depende de varios factores muy delicados, lo cual no sucede con una persona que lleva una vida extrauterina. Luego, es natural que mueran varias personas en estadio embrionario temprano en comparación con personas con vida extrauterina.

2ª La existencia de embarazos anembrionarios. Éste se produce cuando un óvulo fecundado se implanta en el útero, pero el embrión resultante deja de desarrollarse en una etapa muy temprana o directamente no se forma. Esto se conoce como “saco gestacional vacío”. En muchos embriones humanos de 1 a 3 semanas, por fallos en la constitución genética en la formación del cigoto, se podrían formar células embrionarias humanas en donde no habría un sujeto embrional y por consecuencia no existiría una persona. De hecho, dada una reprogramación epigenética totalmente o parcialmente fallida en el cigoto, se daría lugar a una cigotopatología en donde no existirían las condiciones biológicas para que se conformara un cuerpo humano, y por consiguiente, no habría un sujeto embrional personal, aunque sí habría un desarrollo de células embrionarias humanas que lógicamente no podrían proseguir su desarrollo, muriendo en corto plazo. En este caso, se podría afirmar que este “embrión” pre-implantado es un conjunto de células humanas que no son una persona y que nunca lo serán por la ausencia de un sujeto embrional personal.

Al parecer no toda muerte embrional temprana sería la muerte de una persona, es decir, algunas muertes embrionales humanas no significarían la muerte de un sujeto personal embrional, porque éste no existiría en ese conjunto de células embrionales que mueren.

* Maestro de la UPAEP







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |