Menu


Las Bodas de Caná y María
Basado en el libro


Por: Rey Lugo | Fuente: Catholic.net



 

Basado en el libro "La vida de los Santos",  libro que habla sobre la vida de hombres ejemplares, como San Antonio de Padua, San Francisco de Asís, Padre Pio de Pietralcina, María la Madre de Jesús.

 

 

Lectura de Juan 2,1-11



"Al tercer día se celebraron unas bodas en Caná de Galilea, y estaba allí la madre de Jesús. También fueron invitados a la boda Jesús y sus discípulos. Y, como faltase el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino, Jesús le respondió: Mujer, ¿qué nos va a ti y a mí? Todavía no ha llegado mi hora. Dijo su madre a los sirvientes: Haced lo que él os diga. Había allí seis tinajas de piedra preparadas para las purificaciones de los Judíos, cada una con capacidad de dos o tres metretas. Jesús les dijo: Llenad de agua las tinajas: Y las llenaron hasta arriba. Entonces les dijo: Sacad ahora y llevad al maestresala. Así lo hicieron. Cuando el maestresala probó el agua convertida en vino, sin saber de dónde provenía, aunque los sirvientes que sacaron el agua lo sabían, llamó al esposo y le dijo: Todos sirven primero el mejor vino, y cuando ya han bebido bien, el peor; tú al contrario, has guardado el vino bueno hasta ahora. Así, en Caná de Galilea hizo Jesús el primero de sus milagros con el que manifestó su gloria, y sus discípulos creyeron en él".

Entonces es Posible

Cuando pregunto en una conferencia o predicación si es posible cambiar la voluntad de Dios, muchos me dicen que No es posible, otros dicen que si es posible. Y es el texto que acabamos de leer, que prueba que es una realidad y que precisamente, se le atribuye a la oración de Fe, por esa razón, María la madre de Jesús, a pesar de la respuesta negativa de su hijo, camino en fe, expectante y no se escondió bajo el resentimiento como la mayoría de las personas. Ella a pesar que escuchó la voz audible de su hijo el cual fue claro con su pronunciamiento, lo espero todo de Él, a pesar de lo negativo y tajante de su respuesta ella, lo espero todo de su hijo. Él fue claro cuando dijo: Todavía no ha llegado mi hora. Es decir para, Dios Padre no era el momento, ni el lugar, pero a pesar de todo esto; ella lo esperaba todo de Él.

La lección en este capítulo de la Sagrada Escritura es que una oración de fe, puede cambiarlo todo. Ella, su madre amadísima, creyó y lo convención, esperándolo todo de Él. Insistió de manera magistral, cuando dijo: Hagan todo lo Él les diga.

Ciertamente su fe movió la montaña del momento y adelanto los planes de Salvación. Cada uno de nosotros con este ejemplo bíblico, podemos espéralo todo del Señor y orar para hacer que sus planes se adelante para el bien de los hermanos, familia y el bien nuestro.



Ejemplo de la intercesión

Una vez pedí, la intercesión de María como lo hizo por una pareja que le faltaba vino, pues que también lo podía hacer por mí, se me acababa la paciencia con alguien que aprecio mucho, entonces, pedí la gracia especial de la paz, precisamente a la Virgen María que también tiene como adjetivo, Virgen de la Altagracia así que no queriendo no discutir mas con esta persona, le pedí a ella ese milagro de relaciones armoniosas y así lo hizo.

Basado en el libro "La vida de los Santos" de Rey Francisco Lugo

Misiones 787-599-2706

El autor es escritor de varios libros, para conocerlos entra aquí.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!