Menu


No juzguen, para no ser juzgados
Lunes de la XII Semana del Tiempo Ordinario


Por: Fundación Ramón Pané | Fuente: www.fundacionpane.com



Invocamos al Espíritu Santo

Espíritu Santo llena de alegría y paz mi corazón y da sabiduría a mi mente para poder entender la Palabra de Dios. Amén

 

Evangelio según San Mateo 7, 1-5.

Jesús dijo a sus discípulos:
No juzguen, para no ser juzgados.
Porque con el criterio con que ustedes juzguen se los juzgará, y la medida con que midan se usará para ustedes.
¿Por qué te fijas en la paja que está en el ojo de tu hermano y no adviertes la viga que está en el tuyo?
¿Cómo puedes decirle a tu hermano: 'Deja que te saque la paja de tu ojo', si hay una viga en el tuyo?
Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano.



Palabra del Señor

 

Lectura, ¿Qué dice el texto?

Jesús dijo a sus discípulos:

No se inquieten por su vida, pensando qué van a comer, ni por su cuerpo, pensando con qué se van a vestir.



Son los paganos los que van detrás de estas cosas. El Padre que está en el cielo sabe bien que ustedes las necesitan.
Busquen primero el Reino y su justicia, y todo lo demás se les dará por añadidura.
No se inquieten por el día de mañana; el mañana se inquietará por sí mismo. A cada día le basta su aflicción.

Siguiendo este texto, ¿Cuáles son las palabras o frases o actitudes que atraen tu atención, tu interés?

 

Meditación, ¿Qué nos dice Dios en el texto?

Nuestro humanidad o criterio humano que nos ha sido inducido o incrustado o insertado en nuestro verdadero "Yo soy", muchas veces no nos deja encontrar el verdadero criterio del que debemos partir, es decir desde nosotros mismos. Ante cualquier problema o situación, ¿Soy de los que inmediatamente juzga sin darme cuenta si yo padezco del mismo mal? o ¿Alguna vez me he juzgado a mi mismo de los problemas o situaciones que veo en mis hermanos o semejantes?, ¿Ayudo a resolver o juzgar los problemas de mis hermanos o semejantes en un sentido positivo o negativo?, ¿Comprendo que no soy perfecto y que al igual que todos tengo muchas situaciones o actitudes por las cuales me pueden juzgar?; Ante los juicios que me hacen, ¿Cómo reaccionó?

Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es tu meditación, tu reflexión personal?

 

Oración, ¿Qué le decimos a Dios?

Señor, discúlpame por las veces que me comportó como un hipócrita, juzgando a los demás sin darme cuenta que padezco del mismo mal, y también te doy gracias, porque también en otras ocasiones estoy ahí, junto a mis hermanos, para ayudarles ante sus problemas o situaciones, porque me has dado la gracia de tener esa actitud. Te pido mi Señor me des la humildad, la armonía y la sabiduría para no juzgar y si ayudar, para que junto con mis hermanos podamos seguir adelante sin prejuicio alguno, solo unidos como uno, solo contigo.

Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es tu oración personal?

Cada uno pone sus intenciones.

Amén.

Contemplación, ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?

“No juzguen, para no ser juzgados". (Repetimos)

Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es la palabra o frase o párrafo o actitud que te ayuda a recordar este texto?

 

Acción, ¿A que me comprometo con Dios?

Cada palabra o cada acción que diga o haga para intentar enjuiciar a mis hermanos, debo tener el valor y la cereza, primeramente de verme a mi mismo y no buscar juzgar, sino más bien ayudar

Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es la acción concreta que te invita a realizar?

 

Contenido en colaboración con Fundación Ramón Pané

www.fundacionpane.com - www.cristonautas.com





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!