Menu


El único método seguro contra el SIDA: una sexualidad ordenada
El Observador Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, monseñor Bernardito Auza indicó la urgencia de “llamar la atención sobre el hecho innegable de que el único método completamente seguro y confiable de prevenir la transmisión sexual del VIH es la abstinencia antes del matrimonio y la fidelidad mutua dentro del matrimonio”.


Por: FORUMLIBERTAS | Fuente: forumlibertas.com



El único método seguro contra el SIDA: una sexualidad ordenada

El Observador Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas presenta la posición oficial de la Iglesia en una discusión sobre la persistente epidemia de VIH-SIDA en el mundo.

18 JULIO, 2016. El Observador Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, monseñor Bernardito Auza, presentó la posición oficial de la Iglesia en una discusión sobre la persistente epidemia de VIH-SIDA en el mundo. Como fue reiterado sin éxito en numerosas oportunidades, la Iglesia pidió centrar los esfuerzos en la promoción de la vivencia ordenada de la sexualidad, lo cual impediría el contagio del virus de forma eficaz.

Monseñor Auza indicó la urgencia de “llamar la atención sobre el hecho innegable de que el único método completamente seguro y confiable de prevenir la transmisión sexual del VIH es la abstinencia antes del matrimonio y la fidelidad mutua dentro del matrimonio”. La propuesta de la Santa Sede tiene la doble ventaja de ser tanto consecuente con el carácter integral de la sexualidad humana como estar respaldada por la práctica médica en el manejo de otros virus, en los cuales la prioridad está claramente definida en la eliminación de las conductas de riesgo y el aislamiento del virus.

Además de realizar este llamado, el Observador Permanente recordó el compromiso de la Iglesia en la atención de los pacientes con SIDA especialmente en las áreas de mayor necesidad y la superación del estigma del cual son víctima en diversas sociedades. Sin embargo, el prelado aclaró que la Santa Sede distingue “entre las políticas que discriminan y estigmatizan injustamente y las dispuestas para disuadir de los comportamientos de riesgo y motivar las relaciones responsables y saludables, especialmente entre la juventud”.



Finalmente, el arzobispo denunció la escasez de medicinas de tratamiento para el SIDA, especialmente las aptas para el uso pediátrico, y los equipos necesarios para su diagnóstico en los países menos desarrollados, como los países africanos en los cuales el virus cobra el mayor número de víctimas. “Un 50% de los niños VIH positivos mueren antes de su segundo cumpleaños porque no tienen acceso a los necesarios diagnósticos, tratamientos y medicinas“.

La Iglesia Católica es la organización que más pacientes con SIDA atiende en el mundo, con cerca de un 25 por ciento global. En África, donde existen mayores necesidades, la Iglesia ayuda casi a un 50 por ciento de los pacientes.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |