Menu



¿La OMS ocultó pruebas del vínculo anticonceptivo-VIH?
Poco antes del lanzamiento masivo de la iniciativa global de planificación familiar, FP2020, en julio 2012, dirigida por la Fundación Gates, la OMS publicó una declaración que, esencialmente, indicaba que el anticonceptivo Depo Provera era seguro.


Por: Rebecca Oas, Ph.D and Lisa Correnti | Fuente: c-fam.org



¿La OMS ocultó pruebas del vínculo anticonceptivo-VIH?

Un estudio reciente sugiere que la Organización Mundial de la Salud, la Fundación Gates, USAID y otros grandes donantes minimizaron, conscientemente, el aumento de riesgo del VIH por el uso de anticonceptivos que se distribuyen a mujeres en países en desarrollo. La creciente evidencia ha obligado al establecimiento de salud mundial a admitir a regañadientes su preocupación.

12 de agosto de 2016.- Tanto grupos feministas como conservadores han advertido de la relación entre el VIH y el anticonceptivo inyectable Depo Provera (DMPA). Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el establecimiento de salud sexual y reproductiva rechazaron reiteradamente su preocupación, especialmente en el período previo a su empuje para captar donantes en una masiva conferencia de planificación familiar que se llevó a cabo en Londres en el 2012.

“Ignorar el conjunto de pruebas que se les presentó previo a la ampliación fue perjudicial para los africanos, y gravemente negligente”, dijo Kwame Fosu, uno de los primeros defensores de los derechos humanos en informar sobre los peligrosos efectos secundarios. Fosu afirmó que envió numerosas correspondencias de los efectos secundarios documentados a todas las partes responsables, las cuales incluían la pérdida de densidad ósea irreversible, y el doble riesgo de cáncer de mama.

Poco antes del lanzamiento masivo de la iniciativa global de planificación familiar, FP2020, en julio 2012, dirigida por la Fundación Gates, la OMS publicó una declaración que, esencialmente, indicaba que el anticonceptivo Depo Provera era seguro.



De acuerdo con Fosu, Chelsea Polis, investigadora de Guttmacher y autora principal del nuevo análisis, trabajó para la división de ayuda exterior de EE.UU. cuando se produjo un informe “aguado” que influyó en la posición de la OMS sobre la seguridad de Depo Provera. Esto ocurrió a pesar de las dos décadas de evidencia que mostraban el riesgo de VIH-Depo Provera.

Tras el despliegue de FP2020 se anunció una asociación especial con la compañía farmacéutica Pfizer la cual duplicó la producción de Depo Provera, incluyendo una nueva versión auto-inyectable de la droga llamada Sayana Press.

Este esfuerzo colaborativo incluyó a USAID, gobiernos europeos, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), y a la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF) –quien actualmente recibe miles de millones por la administración de la inyección.

El comunicado de prensa del Instituto Guttmacher, anunciando el nuevo estudio de revisión, evitó cuidadosamente el alarmismo sobre el enlace de VIH-DMPA y aparentó ser una revisión general de la asociación entre los métodos anticonceptivos hormonales y el VIH.

El informe reporta “una reiterada falta de aumento en el riesgo” para usuarios de otros anticonceptivos aparte del Depo Provera y “subraya [las] diferencias entre métodos”, mientras admite “evidencia nueva y cada vez más preocupante sobre DMPA.”



Fosu expresó su frustración sobre como la política continúa entorpeciendo los intereses de las mujeres pobres.

“Debemos estar menos preocupados por el control de daños y más centrados en la creciente amenaza para la salud pública mundial que Depo-Provera ha causado, debido a que actualmente millones de mujeres lo utilizan”, dijo a Friday Fax. “Un cambio completo de la política es necesario para todos los involucrados”.

La Fundación Gates y el gobierno de EE.UU. son los dos principales proveedores de fondos de la OMS y tendrán una gran influencia en las decisiones políticas en el futuro.

Incluso si la OMS cambia su orientación, el comunicado de prensa sugiere que ya está trabajando duro para limitar los efectos. En particular, el nuevo informe pone de relieve que no se evidencia un vínculo similar con el método anticonceptivo inyectable NET-EN, el cual no contiene DMPA, u otros métodos no inyectables. Sin embargo, al igual que el DMPA, el Enantato de Noretisterona (NET-EN) es un anticonceptivo hormonal de progestina sintética, por lo tanto, aumenta significativamente el riesgo de cáncer de mama.

Polis dijo anteriormente que el uso continuado de Depo Provera sería “un beneficio para la salud pública”, a menos que el riesgo de transmisión del VIH sea más del doble.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |