Menu


Bruno Zembol, Beato
Mártir, 21 de agosto


Por: Xavier Villalta | Fuente: Catholic.net



Mártir

Martirologio Romano: Cerca de Munich, de Baviera, en Alemania, beato Bruno Zembol, mártir, que, sometida Polonia bajo un régimen hostil a Dios, a causa de su fe fue llevado al campo de concentración de Dachau, donde, destrozado por las torturas, murió para entrar en la gloria ( 1942).

Fecha de beatificación: 13 de junio de 1999 por el Papa Juan Pablo II, entre 108 mártires polacos durante la II Guerra Mundial.

Breve Biografía


Nacido el 7 de septiembre de 1905 en el en L?towni cerca Jordanów, Polonia, en una familia de agricultores formada por Jan Zembol y Anna (de soltera Rado?ové). En el bautismo recibió el mismo nombre de su padre: Jan.

Después de terminar la escuela primaria, ayudó a sus padres en las tareas agrícolas para ayudar en algo la economía del hogar. A los 17 años, y con el respectivo permiso, se fue al monasterio franciscano de Leópolis, (hoy en Ucrania).

Después del período de prueba recibió el hábito monástico y tomó el nombre de Bruno y fue nombrado ayudante de cocina. Una vez aprobado el noviciado, en 1928, fue enviado a Wloclawek, (una ciudad en el centro norte de Polonia), estuvo allí un corto período, luego del cual regresó a Leópolis.  El 6 de marzo de 1932 emitió sus votos perpetuos. Fue sacristán, cocinero y durante la primavera trabajaba como jardinero.



Con el inicio de la guerra comenzó a ayudar a los refugiados y los soldados heridos. 11 días después de la llegada de los alemanes, junto con otros hermanos fue arrestado y encarcelado en el castillo de Lublin, donde pasó ocho meses hasta que el 20 de junio de 1940 fue deportado a Sachsenhausen y luego a Dachau. Allí, con humildad y paciencia,, sufrió las condiciones inhumanas en que se vivía en ese campo de concentración. En marzo de 1942 enfermó y rápidamente perdió peso y fuerza, pero aún así, estuvo trabajando en las plantaciones del campo de exterminio, hasta que la tarde del 21 de agosto de 1942, profundamente agotado, murió.

Sus compañeros de prisión lo calificaron como «un hombre de bondad angelical.

 







Compartir en Google+




Consultorios
Reportar anuncio inapropiado |