Menu


Nuestra Señora de América (Estados Unidos)
Ocurrió el 26 de septiembre de 1956 en el convento de las Hermanas de la Preciosa Sangre, en Ciudad Roma, Indiana, USA.


Por: P. Jordi Rivero | Fuente: Corazones.org



La hermana María Ephren (Mildred Neuzil), comenzó a recibir  apariciones de la Virgen María en el convento de las Hermanas de la Preciosa Sangre, en Ciudad Roma, Indiana, USA, el 26 de septiembre de 1956, bajo el título de "Our Lady of America" (Nuestra Señora de América).

Nuestra Señora le dijo que había venido como respuesta al reconocimiento de Estados Unidos de su privilegio como Inmaculada Concepción, especialmente a través de su Santuario de la Inmaculada Concepción en Washington, D.C.

La Virgen pidió que Estados Unidos se enfoque en la virtud de la pureza. También habló sobre la Santísima Trinidad en la Familia cristiana, con la Sagrada Familia (Jesus, María y José) como modelo.

El 5 de octubre de 1956, Nuestra Señora inspiró a la hermana a escribir una oración a "Nuestra Señora de América". Esta oración y la medalla de Nuestra Señora de América recibió aprobación formal en 1963 con Imprimatur de Monsignor Paul F. Leibold, en aquel tiempo obispo auxiliar y vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati. La hermana María Ephrem tuvo a dicho monseñor como director espiritual muchos años, hasta su muerte en 1972. Durante ese tiempo el obispo autorizó que se imprimieran los mensajes recibidos de la Virgen.

El 13 de octubre, 1956, la Virgen pidió que una estatua de "Nuestra Señora de América" se entronice en el santuario nacional de la Inmaculada Concepción en Washington, D.C., como un lugar especial de peregrinación y protección especial para este país. Nuestra Señora prometió milagros mayores que en Lourdes y Fátima si sus hijos escuchan sus advertencias y satisfacen sus peticiones. Dijo que esto se lograría por medio de sus hijos leales, los obispos de Estados Unidos.



 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |