Menu


Síndrome Post- aborto
El duelo es un proceso que se vive en diferentes etapas, estas etapas son la respuesta emocional de quien lo vive, y la persona se ve afectada en sus dimensiones físicas, cognitivas, emocionales y filosóficas de la conducta.


Por: Adriana García Ruíz |



Síndrome Post- aborto

Cuando te encuentras con la noticia de que estás embarazada y no estás en las circunstancias “ideales”, por miedo, sentimiento de incapacidad, o porque te sientes indefensa, turbada, muy asustada y sola, tal vez pienses, por instantes, en abortar.

01 de septiembre de 2016.- En esos momentos, buscas ayuda, pides consejo, tal vez consultas con el padre del hijo que está por nacer, el cual se encuentra igual de asustado que tú, por lo que es muy probable que te proponga que abortes, o posiblemente buscas el apoyo de alguna “amiga” que ya ha tenido un aborto, y si esto es así, seguramente ella te impulsa y motiva a que lo hagas; te dice: "no pasa nada", "todo esta bien", "nadie se dará cuenta", y junto con ello, te asegura que te librarás de un gran problema.

Te voy a explicar por qué resulta que la amiga que ya abortó te dice todo eso. Pero antes, comprende que lo que vives ahora es un embarazo, lo que significa que tienes a un ser humano en desarrollo que crece dentro de ti, es tu bebé, y por lo tanto cuando uno aborta vive un duelo, es la pérdida de un hijo, de tú hijo.

El duelo es un proceso que se vive en diferentes etapas, estas etapas son la respuesta emocional de quien lo vive, y la persona se ve afectada en sus dimensiones físicas, cognitivas, emocionales y filosóficas de la conducta.



Las fases de duelo son: negación, enfado e indiferencia, dolor emocional, sublimación y aceptación; en esta última etapa se acepta la pérdida, pero jamás se olvida. De ahí que, se necesita ayuda emocional, psicológica, y en algunos casos, psiquiátrica; para acompañar a vivir este proceso.

Ahora bien como tu amiga, seguramente se encuentra en la etapa de negación, o está iniciando la etapa de enfado e indiferencia, por eso piensa y te dice que no pasa nada y te anima a que abortes. 

Pero permíteme explicarte una cosa, un aborto trae consecuencias tarde o temprano; aparecen signos y síntomas como: depresión, angustia, culpa, problemas alimenticios, y hasta el suicidio. Al conjunto de estos signos y síntomas se le llama Síndrome Post-aborto. Se trata de un síndrome que se ha estudiado, desde la multidisciplinariedad, entre profesionales de la psicología, la filosofía, la sociología y la psiquiatría.

El crimen del aborto, es la destrucción de un bebé en el vientre materno; es un acto que queda fuera de la comprensión y el entendimiento del corazón de la madre que ha abortado; por lo que en algún momento se llega a la etapa del dolor emocional, y es aquí en donde los efectos del aborto se hacen visibles. Por ejemplo, se pueden vivir situaciones como tener imágenes y sentimientos recurrentes de la experiencia del aborto así como sueños del aborto o del bebé no nacido. Sin embargo, como mecanismo de defensa, uno empieza a negar estos sentimientos reprimiendo el dolor de la perdida, o bien se buscan razonamientos que justifiquen el aborto, así como también aparece la “formación reactiva” en donde se hacer todo lo contrario a lo que uno siente; por ejemplo: “la tristeza se simula con alegría”; “el malestar con bienestar”. Pero como todo esto, es solo un mecanismo de defensa ante la realidad y el dolor del aborto, empiezan los problemas de depresión, ansiedad, baja autoestima y soledad extrema. algo que solo vive quien ha abortado. Muchos pueden acompañarte a abortar, pero nadie podrá jamás sentir contigo este síndrome. Y ten cuidado ya que otro mecanismo de defensa es la “compensación”, situación en la que se busca: volverse a embarazar, pretendiendo sustituir al hijo no nacido; por eso es que hay mujeres que se embarazan dos o tres veces más; pero como no están preparadas para ello, repiten el acto del aborto las mismas veces que se embarazan.

El daño se refleja en características alteradas de personalidad y carácter, como problemas para conciliar el sueño, dificultad para concentrarse, agresividad, violencia, respuestas exageradas en los momentos que se recuerda el aborto, intento de suicidio, falta de capacidad para perdonarse a uno mismo... y con todo ello, uno comienza a castigase. De ahí, la tristeza, el llanto constante, los remordimientos, el estrés permanente, sentimientos de degradación, miedos cada vez más irracionales, sentimiento general de vacío, confusión respecto de la identidad sexual, pérdida de sentido de vida, dificultad para mantener relaciones interpersonales; consumo de alcohol, drogas y tabaco, en exceso, entre otras.



¿Te das cuenta cómo el aborto es el principio a un camino lleno de dolor y sufrimiento? Mira que no dura 15 minutos, dura toda la vida. 

En suma: el Síndrome Post-aborto es la incapacidad de la mujer, para procesar ella sola todas las heridas que la pérdida de su bebé dejan en el alma y en el cuerpo; a través de la negación bloquea el dolor y trauma que deja la muerte de su bebé. Y es que sólo la mujer sabe que aun es madre del hijo que ha abortado, aunque con él o ella, ya no pueda compartir nada. La madre quisiera retroceder el tiempo para vivir con su hijo, y eso es ya imposible. El está en la vida futura, no se ha muerto, desde que cada ser humano es engendrado, Dios -que nos teje en el vientre la madre- nos hace un lugar en el Cielo. ¿Sabes por qué? Porque Dios nos crea para Él amarnos, y como el que ama quiere amar para siempre, por eso, nos da la vida eterna, desde el instante en el que nos crea.

Así que, si estas embarazada, ya sabes, esa etapa sólo dura nueve meses. Busca ayuda, pero busca ayuda de una persona que ame la vida, que sea capaz de acompañarte, de darte un abrazo sólido, y que te abra todas las oportunidades que mereces para llevar a buen término tu embarazo. Busca ayuda en quien no tenga miedo a la vida, en gente audaz que sólo tema a la muerte en vida,  Para ti, deseo fortaleza, mucha ternura y bendiciones. 

Con gusto estoy para servirles y acompañarles en este camino. 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |