Menu


Nuestra Señora de la Fuencisla
Patrona de la Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia


Por: Cristina Huete García | Fuente: hagiopedia.blogspot.com



La Virgen de la Fuencisla o Nuestra Señora de la Fuencisla es una advocación de la Virgen María reconocida como Patrona de la Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia.

Su nombre,  Fuencisla, deriva de las palabras latinas: "fons stillans" (fuente que mana), por la enorme cantidad de vetas y fuentecillas que manan de las rocas a las que su Santuario está adosado.

Su fiesta tiene lugar el día 25 de septiembre, centrándose los actos alrededor del Santuario de Nuestra Señora de la Fuencisla donde es venerada.

HISTORIA:

La leyenda surgida en torno a la imagen sostiene que fue traída a la ciudad en el año 71 por san Jeroteo, primer obispo de su diócesis, cuya escultura había sido realizada por san Lucas. Ocultada durante la ocupación musulmana, fue hallada por casualidad por una judía de la ciudad, restableciendo su veneración.



Vivía en la ciudad una mujer hebrea llamada Ester que la cual se iba a desposar con un cristiano y recibir los sacramentos, decisión que no fue aceptada por su comunidad, la acusaron falsamente de adulterio, y  fue condenada a muerte por un tribunal de ancianos de la comunidad hebrea, según las leyes de la época, a ser despeñada desde las peñas Grajeras de casi 90 metros de altura.

Cuando llegó el momento, Ester invocó a la virgen de los cristianos, entonces una fuerza sobrenatural la dejó en el suelo sin haber sufrido daño.

Días después fue bautizada con el nombre de María del Salto. Como María era rica costeó la construcción de una ermita y a partir de entonces vivió humildemente y entregada a los pobres; la muchedumbre que acudió a presenciar la ejecución se convirtió en propagadora de la devoción a la imagen de la Virgen que había obrado tal milagro.

RECONOCIMIENTOS Y DEVOCIÓN:

Se levantó un primer santuario en 1237, que tras permanecer en ruinas fue edificado de nuevo y terminado en 1613, inauguración a la cual asistió el rey Felipe III.



Después del milagro comenzó el culto a la Virgen con la advocación de la Fuencisla. Alfonso X el Sabio difundió el culto a la Virgen cuando mandó recoger todo lo acontecido en las conocidas “Cántigas de Santa María” antes de 1248.

A lo largo de su historia, la imagen ha sido titular de varias cofradías: la más antigua conocida es la fundada en 1605, que debió extinguirse en el siglo siguiente, creándose en 1839 una Devoción de Nuestra Señora de la Fuencisla, y definitivamente en 1924 la actual cofradía de Nuestra Señora de la Fuencisla.

La imagen fue coronada canónicamente el 24 de septiembre de 1916 en la Plaza Mayor de la ciudad, y recibe honores de Capitán General desde los años 40. Se le impuso la Medalla de Oro de la provincia de Segovia en 1957. En 1982, recibió la visita del Papa Juan Pablo II.

IMAGEN:

La talla de la Virgen actual es gótica, entre los siglos XIV y principios del XV, es de madera policromada y mide 77 cm. Se desconoce la procedencia de la talla, pero posiblemente llegó a la ciudad desde Flandes.

Tiene el pelo liso y partido en dos, viste una túnica en color azul ajustada a la cintura por un cinturón. Los ropajes la llegan hasta los pies casi cubriéndolos por completo. Sujeta al niño desnudo en su mano derecha con las piernas en movimiento. La talla se realizó para ser vista de frente pues en su parte trasera no está acabada, y seguramente para que no luciera ropajes. Se sabe que ha sido restaurada en numerosas ocasiones.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |