Menu


Bruno I de Colonia, Santo
Obispo, 11 de octubre


Por: Cristina Huete García | Fuente: hagiopedia.blogspot.com



Obispo

Martirologio Romano: En la ciudad de Colonia, en la Lotaringia, de Germania, san Bruno, obispo, que siendo hermano del emperador Otón I, recibió conjuntamente el gobierno de Lotaringia y la función episcopal, y llevó a cabo su misión sacerdotal con gran fidelidad, mostrando a la vez su gran magnanimidad como príncipe. († 965).

Fecha de canonización: Su culto en la diócesis de Colonia fue confirmado en 1870 por el beato Pío IX.

Breve Biografía


Hijo menor del emperador Enrique I y de santa Matilde. Se dice que se había dedicado a la cultura desde su infancia, y Prudencio era su autor preferido. Estudió letras sagradas y profanas en la escuela catedral de Utrecht, dirigida por el obispo Balderico; a los 14 años (939) fue llamado a la Corte por su hermano Otón I, para que completara sus estudios; con apenas 16 años fue nombrado abad de Lorsch en Westfalia, y un año más tarde fue nombrado canciller de la Corte, cargo que ostentó hasta el 953, y que sólo se confería a los arzobispos.

Fue nombrado archicapellán de la Corte en el 951, y como tal acompañó a su hermano Otón I que marchó a Italia para luchar contra el rey de Italia, Berengario II y que fue derrotado en el 963. En el 953, fue nombrado obispo de Colonia por deseo de Otón I. Como arzobispo utilizó su influencia para consolidar los estados germanos y mantuvo unido al alto clero en torno al rey, reforzó las instituciones eclesiásticas con donaciones de bienes, con nuevas fundaciones y reformas; restauró la disciplina eclesiástica. Estuvo siempre del lado de su hermano el rey, especialmente en las contiendas contra los rebeldes, apoyados por Federico, arzobispo de Maguncia, y que fueron sometidos en el 955 gracias a la ayuda de Bruno.

Fue nombrado regente de Lorena al puesto del destituido Corrado, yerno de Otón I, empleó 3 años, hasta el 958, para imponer el orden y la autoridad del rey; intervino personalmente en los asuntos de Estado de Francia, al ser llamado, en el 956, por su hermana Gerberga, viuda del rey Luis IV de Ultramar. En el 961, Otón I se fue a Italia para socorrer al papa Juan XII, contra el rey Berengario II; Bruno, junto a su sobrino Guillermo, arzobispo de Maguncia, obtuvo la regencia del reino de Alemania y la tutela del pequeño príncipe Otón II. Cuando regresó el rey Otón I, que había sido coronado emperador en el 962 en Roma, Bruno tuvo que intervenir en Francia, para pacificar a sus sobrinos Lotario III y Hugo Capeto, en un encuentro de Compiègne, logró su reconciliación. Durante su episcopado asumió el título de duque, cosa que posteriormente le causarían problemas para su canonización. Cuando regresaba a Alemanía, enfermó gravemente en Reims donde murió.



Está sepultado en el monasterio benedictino de San Pantaleón de Colonia, fundado por él.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!