Menu



Nociones básicas

2. Matrimonio y familia
El matrimonio es una sabia institución donde hombre y mujer siendo esposos se perfeccionan, crecen mutuamente y su promesa de amor les permite recibir el don de la paternidad.


Por: Rosario Laris MD, PhD. | Fuente: Sexo Seguro, A.C.



 

El matrimonio es una sabia institución donde hombre y mujer siendo  esposos se perfeccionan, crecen mutuamente y su promesa de amor les permite recibir el don de la paternidad.

 

 

El matrimonio no es un efecto de la casualidad o consecuencia de instintos naturales inconscientes. El matrimonio se define como la alianza por la cual, un hombre y una mujer, se unen libremente para toda la vida con el fin de ayudarse mutuamente, crecer en el amor, procrear y educar a los hijos.



 

El matrimonio implica una entrega total al otro, una donación de todo el ser. Es vivir pensando como hacer feliz al otro antes de pensar en cómo voy a ser feliz yo. Significa “servir” a los demás por amor.

 

Quien se casa pensando en uno mismo y que el matrimonio lo hará feliz, está equivocado. El matrimonio no es para uno, es para el otro. Es para que nuestro cónyuge se sienta amado y la persona más importante de nuestra vida.

 



Dentro del matrimonio no puede haber nada para uno, nuestro cónyuge debe ser lo primero y todo debe compartirse y ser de ambos; desde las tristezas, las alegrías, los logros, los hijos, la sexualidad, hasta cuestiones tan prácticas como el ingreso del hogar.

 

Tal como entregamos nuestra vida misma, también compartimos a la par la educación de los niños. Ambos, papá y mamá tienen la responsabilidad y el gran privilegio de formar en conjunto a sus hijos.

 

Los niños, al ser la fusión perfecta entre ambos cónyuges, merecen recibir lo mejor de cada uno, el cariño, cuidado y enseñanzas de los dos.

 

Los hijos merecen amor, consejos, abrazos y correcciones de su padre, así como el cuidado, juegos orientación y formación de su madre. Hombre y mujer al ser diferentes y complementarios, pueden aportar a sus hijos las cualidades propias de cada uno, y educarlos de manera integral.

 

Los hijos necesitan estar acompañados en el día a día por su madre o su padre. En muchas familias quien se ocupa de manera más directa del cuidado de los hijos es la mujer; y esto puede tener ventajas; pero no excluye al hombre para que juegue un papel determinante en la formación de sus hijos.

 

Los niños y las niñas necesitan sentirse queridos por el hombre de la casa; pues esto los llena de alegría y de seguridad. En la formación del carácter el papá juega un papel prioritario para forjar la masculinidad del hombre y la feminidad de la mujer.

 

En una comunidad de amor, como es la familia, es misión tanto del hombre como de la mujer la educación y formación de los hijos.

 

Para más datos sobre este y otros temas de Bioética y sexualidad, visítanos en:

Web page: www.sexoseguro.org

Twitter: @sexoseguro

Facebook: www.facebook.com/sxseguro

 

Y te invitamos a suscribirte a nuestro canal de youtube:

www.youtube.com/sexosegurovideos





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!