Menu


Valencia celebró la "quema de cartas a San José", tradición del siglo XIX
Las cartas llegan a la Iglesia de la Casa Generalicia de la comunidad o son enviadas por correo postal.


Por: Redacción | Fuente: es.gaudiumpress.org



San José, Patrono de la Iglesia Universal, es uno de los santos más queridos de la Iglesia. Y no es para menos, ya que tuvo la hermosa misión de ser el padre adoptivo del Hijo de Dios, y ser custodio de Jesús y de María Santísima. Por esta razón no es de extrañar que a él se acuda ante toda necesidad.


Reconociendo a este gran taumaturgo, desde el siglo XIX tiene lugar en Valencia, España, una preciosa tradición: la quema de cartas a San José, que nació gracias al impulso de la beata Petra de San José, fundadora de la Congregación Madres Desamparados y San José de la Montaña. La beata fue quien impulsó el primer santuario del mundo dedicado a San José en Barcelona.

 

La tradición vine de una feligrés que se hallaba enferma y le dejó a la fundadora una nota con una petición. Tras su curación, se extendió la costumbre, que luego llegó a Valencia, donde se viene realizando desde 1893, cuando la Congregación comenzó su presencia en la ciudad.

 



Es así que durante todo un año las religiosas Madres Desamparados y San José de la Montaña en Valencia reciben cientos de cartas que devotos escriben implorando algún favor de Dios por intercesión de San José. Las cartas llegan a la Iglesia de la Casa Generalicia de la comunidad o son enviadas por correo postal.

 

"La gente pide mucho sobre asuntos de trabajo, de familia, problemas familiares, unión de la familia. También hay quien pide bebés; matrimonios jóvenes que no pueden tener familia también se encomiendan a San José, y muchas veces resulta gente que viene y presenta al niño a San José, porque dicen que por intercesión de San José han tenido un hijo", comenta la hermana Purificación Moya, quien es citada por AVAN.

 

Todas las cartas que se reciben son quemadas el 19 de marzo, solemnidad litúrgica de San José, como lo hacía la beata Petra. Todo como un gesto simbólico de que lo que allí está escrito sube al cielo y es entregado al Patrono de la Iglesia Universal. "Igual que sube el humo, con él, suben las peticiones y, de esta forma, llegan más rápidas al Señor", comenta la religiosa.



 

Igualmente, con ocasión de la solemnidad de San José, el Cardenal Antonio Cañizares, Arzobispo de Valencia, ha implorado la protección de San José a los cristianos perseguidos.

 

"Pienso de manera especial en aquellos países, donde los cristianos están siendo tan duramente perseguidos en un verdadero y renovado holocausto ante la pasividad y el silencio de quienes dirigen los destinos de los pueblos", manifestó con tristeza.

 

La súplica tuvo lugar durante la celebración Eucarística que presidió el domingo 19 en la Catedral de Valencia y organizó la Junta Central Fallera en el contexto de las conmemoraciones de la Ofrenda Floral a la Virgen de los Desamparados, Patrona de la ciudad.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |