Menu



Lucien Botovasoa, Venerable
Mártir Laico, 17 de abril


Por: n/a | Fuente: www.ofmcap.org



Martir Laico

En Vohipeno (Madagascar), Siervo de Dio Lucien Botovasoa, laico y padre de la familia, de la Tercera Orden de San Francisco; asesinado por odio a la fe († 1947)

Breve Biografía


Lucien Botovasoa nació en 1908 en Vohipeno, un municipio rural en el sureste de Madagascar, en la Provincia de Fianarantsoa.

En 1918 comenzó a estudiar en la escuela estatal, para pasar en 1920 al Colegio de San José de Ambozontany dirigido por la Compañía de Jesús. En 1928, después de terminar sus estudios, obtuvo un diploma que lo habilitaba para la enseñanza y ya en octubre del mismo año se convierte en maestro parroquial en Vohipeno, haciendo suyo el lema de la Compañía de Jesús: Ad maiorem Dei gloriam. El 10 de octubre de 1930 se casa con Suzanne Soazana en la iglesia parroquial de Vohipeno y 2 de septiembre del año siguiente nació Vicente de Paul Hermann, el primero de sus ocho hijos, de los cuales sólo cinco sobrevivirán.

Lucien no sólo es el maestro del pueblo sino que también estaba comprometido en la parroquia. Es un excelente educador, además del malgacho conoce bien varios idiomas: francés, latín, inglés, alemán, chino. Es brillante músico y cantante apreciado, convirtiéndose en responsable del coro parroquial, generoso y disponible con los pobres. También es un atleta, y es descripto siempre como sonriente y alegre.

En 1940 Lucien encuentra con la Regla de la Tercera Orden Franciscana que se convierte en su texto de estudio y meditación, hasta determinarlo a tomar este camino en el seguimiento de Cristo, con la investidura del hábito la Tercera Orden Franciscana 8 de diciembre de 1944. Así comenzó a llevar una vida de pobreza, en la espiritualidad franciscana, caracterizada por una profunda piedad y un ardiente deseo de difundir el Evangelio por todas partes.



Después de la Segunda Guerra Mundial, en los años 1946-1947, crece en Madagascar el deseo de la independencia de Francia. En ese tiempo, en la región en la que Lucien vive Tsimihoño se propclamó rey (Mpanjaka) del Clan de Ambohimanarivo, un partidario de los grupos independentistas. Incluso en Vohipeno el choque entre las dos facciones opuestas genera actos de violencia. El 30 de marzo de 1947, Domingo de Ramos, las iglesias fueron quemadas y comenzó la cacería a los cristianos.

El Rey Tsimihoño, teniendo en cuenta el respeto que la gente Vohipeno, católicos y no católicos, tenían por el "maestro cristiano" Lucien Botovasoa, planeó capturarlo haciéndolo volver al pueblo y amenazándolo con que -si no obedecía sus órdenes- masacraría a toda su familia. El Siervo de Dios consciente de lo que estaba ocurriendo, confió su esposa y sus hijos a su hermano y regresó a Vohipieno. A eso de las 21:00 horas del 17 de abril de 1947 su hermano André y dos de sus sobrinos, bajo la amenaza de muerte, fueron los encargados de detenerlo. Conducido a la casa del rey Tsimihoño. Allí, sin un juicio formal, fue condenado a muerte.

Cuando llegó al lugar de la ejecución se arrodilló y fue decapitado mientras oraba por sus asesinos. El cuerpo fue arrojado al río.

El 2 de mayo de 2017 la Sesión Ordinaria de Cardenales y Obispos de la Congregación de las Causas de los Santos reconoció el martirio de Lucien Botovasoa (1908-1947) laico, padre de familia, maestro de escuela que con serenidad evangélica, habiendo asegurado la vida de su esposa y sus hijos, y al tiempo que oraba por sus perseguidores, completó su conformidad con Cristo hasta el derramamiento de su sangre.

El 4 de mayo de, 2017 Santo Padre Francisco autorizó la firma decreto que abre la puerta para la beatificación.



 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |