Menu


¿Se puede ser católico y joven a la vez?
7 consejos importantes


Por: Angélica Michelle Salgado | Fuente: PadreSam.com



Ser católico hoy en día es un tanto difícil, y más siendo un joven católico, pasamos por distintos retos en nuestros trabajos, escuelas, universidades, hogares, pero no olvidemos que Jesús, nos propone y nos da siempre las herramientas para que con su ayuda podamos superar estos retos. Entonces, ¿se puede ser católico y joven a la vez? A continuación estos 7 consejos.

 

1. Sé como Timoteo, que en su corta edad fue nombrado Obispo, y debido a lo joven que era no lo tomaban en serio, es por ello que San Pablo en 1 Timoteo 4,12 le dice “Que nadie menosprecie tu juventud”, y hoy también te lo dice a ti, así como también en 1 Tim 4,16 nos llamar a cuidar nuestra conducta, “Cuida tu conducta y tu enseñanza, persevera sin desanimarte, pues actuando así, te salvarás a ti mismo y a los que te escuchan”.

2. ¡Fórmate! Es muy importante que no olvides dedicarle tiempo a tu formación cristiana, asiste a Eucaristía, retiros espirituales, grupo juvenil, no olvides leer, estudiar, meditar la Palabra de Dios y por supuesto, no olvidemos la importancia de la oración.

3. Sé luz, en medio de toda oscuridad, demostremos aún en nuestras dificultades que nuestra alegría no viene de las cosas materiales o mundanas, si no que viene de haber encontrado a Jesús y que Él está siempre con nosotros.



4. Sé alegre, pero no confundamos la felicidad con el placer, el Papa Francisco nos lo explica: “Y es bueno que ustedes los jóvenes vean que felicidad y placer no son sinónimos. Una cosa es la felicidad y el gozo, y otra cosa es un placer pasajero. La felicidad construye, es sólida, edifica, la felicidad exige compromiso y entrega”.

5. Católico, Apostólico, Romano, y ¿Moderno? “Se puede ser joven y moderno y, a la vez, profundamente cristiano” (San Juan Pablo II). Actualmente vivimos en la era moderna en la que la mayor parte de las cosas giran en torno a un estado en Facebook, una foto en Instagram, ver quien tiene más “likes” en sus publicaciones, pero, ¿Por qué no utilizar estos medios de una mejor manera para poder evangelizar? Todos estamos llamados a la evangelización, así que utilicemos estos medios para poder llevar la alegría de tener a Dios en nuestras vidas. Siempre recuerda ser prudente y cuidadoso con las cosas que compartes en tus redes sociales.

6. ¿Es malo que frecuente algún bar? No es malo en sí, pero sí debemos cuidar ciertos aspectos antes de decidir visitar uno de estos lugares, investiguemos que no sea un lugar que tenga “fama” de ser rings de boxeo, que sea libre de peleas, de drogas, si sientes que un lugar te puede exponer a algunas de estas cosas, mejor no vayas y busca otro lugar. Recuerda también ser prudente, conocer tus límites y evitar emborracharse. “Disfruta cuanto quieras, siempre que no peques” (Don Bosco).

7. ¿Debo utilizar siempre faldas largas? (para chicas)

¡No siempre! Vístete lindo, utiliza vestidos, faldas, jeans, lo que te haga sentir más cómoda y te identifique más con tu personalidad; claro, sin perder el rumbo de quien eres, cuida tu cuerpo, recuerda que tu cuerpo es sagrado así que respétate y respeta también a los demás, evita utilizar ropas demasiado ajustadas que parezcan pintadas a tu cuerpo y las faldas o vestidos demasiado cortas.



Así que, no te avergüences de tu fe, no tengas miedo de ser un joven católico, recuerda que no vivimos aislados, estamos inmersos en el mundo, pero siempre aspirando llegar al cielo. El Papa Francisco nos recuerda: “Muchas veces, tenemos la tentación de pensar que la santidad se reserva solo a los que tienen la posibilidad de separarse de los asuntos cotidianos, para dedicarse exclusivamente a la oración ¡Pero no es así!”.

Artículo originalmente publicado en PadreSam.com

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |