Menu



Una pequeña victoria para Charlie
Esperanza para Charlie Gard: el juez autoriza que un neurólogo de Estados Unidos analice al bebé


Por: Redacción | Fuente: Religión en Libertad



Todavía hay esperanza para el bebé Charlie Gard. Durante esta semana se han celebrado dos tensas vistas en la Corte Suprema en la que el juez Francis debe decidir si se permite el tratamiento experimental que los médicos y los distintos fallos judiciales le han negado hasta ahora a los padres.

Durante estos días, los expertos en los que se han apoyado los padres y el propio hospital han estado aportando pruebas y argumentos tanto a favor como en contra y de momento se vislumbra una pequeña victoria después de que la Corte Suprema haya aceptado que un especialista estadounidense examine a Charlie en Londres. Se trata del doctor Michio Hirano, director del Departamento de Neurología de la Universidad de Columbia (Estados Unidos).

Una pequeña victoria para Charlie
Este doctor es el responsable del tratamiento por el que han luchado los padres de Charlie y por el que han iniciado una larga batalla judicial para que su hijo no sea desconectado, tal y como exigían los médicos del hospital de Londres y los jueces que se han manifestado hasta la fecha.

El doctor Hirano ya compareció por videoconferencia durante la vista para explicar el tratamiento y la posibilidad de mejora de Charlie. Además, otros médicos e investigadores de otros países también manifestaron las posibilidades de que el bebé tenía de mejorar, motivo por el cual pedían que se le mantuviera con vida.


Michio Hirano podrá analizar en Londres a Charlie



Un 10% de posibilidades de mejora
Hirano, especialista en miopatías y enfermedades mitocondriales, se ha ofrecido a administrar un tratamiento experimental al bebé de 11 meses, el cual, asegura, arroja un “10 % de probabilidad de fortalecimiento de los músculos” y de una “pequeña, pero significativa”, mejora de la función cerebral.

El neurólogo del Centro Médico de la Universidad de Columbia, en Nueva York, se reunirá con el equipo que trata al pequeño en el hospital londinense de Great Ormond Street, el cual aboga por desconectarlo de las máquinas que le mantienen con vida a fin de que pueda morir con dignidad.

Se prevé que el juez Francis se pronuncie dentro de unos días sobre si las nuevas pruebas de las que habla Hirano justifican que el bebé sea mantenido con vida y trasladado a otro país para recibir tratamiento.
 

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |