Menu


Una semana a la planificación familiar natural
Es el momento de decir sí al plan de Dios para el amor conyugal


Por: Redacción | Fuente: Religión en Libertad



Es el momento de decir sí al plan de Dios para el amor conyugal”, es el lema sobre la semana que los obispos de Estados Unidos, a través de la Conferencia Episcopal, han querido dedicar a la Planificación Familiar Natural.

Cada año en estas fechas, los obispos realizan una campaña de educación, promoción y concienciación sobre los métodos naturales, ya sea para facilitar el embarazo o para espaciarlo, según los motivos que contempla la Iglesia. Para ello, preparan materiales e imparten conferencias en las distintas diócesis para ayudar a los matrimonios católicos.

La fecha tiene todo el sentido
La fecha no ha sido elegida al azar sino que se pretende destacar el aniversario de la encíclica de Pablo VI, Humanae Vitae (25 de julio  de 1968), que recoge las enseñanzas católicas sobre la sexualidad humana, el amor conyugal y el verdadero sentido de la paternidad responsable. Además, el 26 se celebra la festividad de los esposos San Joaquín y Santa Ana, padres de la Virgen María.

Los obispos estadounidenses han sabido reconocer el reto al que se enfrentan los matrimonios católicos de hoy en un mundo donde la anticoncepción está arraigada de manera masiva y donde la apertura a la vida es una excepción. Y por ello, quieren ofrecer al mundo promocionando los métodos naturales en los que el matrimonio sale reforzado, la mujer conoce mejor su cuerpo y donde el carácter unitivo y procreativo no quedan separados ni excluidos.

Qué dice el Catecismo
El Catecismo de la Iglesia Católica en su punto 2370 asegura que los métodos naturales “son conformes a los criterios objetivos de la moralidad. Estos métodos respetan el cuerpo de los esposos, fomentan el afecto entre ellos y favorecen la educación de una libertad auténtica”.



De gran efectividad, los métodos naturales enseñan a los matrimonios a observar e interpretar los signos de fertilidad e infertilidad de la mujer, por lo que son muy útiles también para conocer el día más fértil y así facilitar el embarazo. Por otro lado, en caso de necesidad de espaciar los hijos existen periodos de infertilidad de la mujer.

Por ejemplo, Vicky Braun, coordinadora de estos programas en la Diócesis de Madison se felicita de que los obispos de Estados Unidos se preocupen y promuevan estos métodos. “¡Qué regalo ha sido para mí y mi esposo Rich!. Aprendió a respetarme tanto en mis tiempos fértiles como en los infértiles”.
 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |