Menu


Lectio Divina del Jueves 17 de agosto de 2017
Jueves XIX del Tiempo Ordinario


Por: Hugo Flores | Fuente: FundaciónPane.org



Invocamos al Espíritu Santo

Espíritu Santo llena de alegría y paz mi corazón y da sabiduría a mi mente para poder entender la Palabra de Dios.

Amén.

Evangelio según Mateo 18, 21-35.19, 1

Se adelantó Pedro y le dijo: “Señor, ¿cuántas veces tendré que perdonar a mi hermano las ofensas que me haga? ¿Hasta siete veces?”.
Jesús le respondió: “No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.
Por eso, el Reino de los Cielos se parece a un rey que quiso arreglar las cuentas con sus servidores.
Comenzada la tarea, le presentaron a uno que debía diez mil talentos.
Como no podía pagar, el rey mandó que fuera vendido junto con su mujer, sus hijos y todo lo que tenía, para saldar la deuda.
El servidor se arrojó a sus pies, diciéndole: “Señor, dame un plazo y te pagaré todo”.
El rey se compadeció, lo dejó ir y, además, le perdonó la deuda.
Al salir, este servidor encontró a uno de sus compañeros que le debía cien denarios y, tomándolo del cuello hasta ahogarlo, le dijo: ‘Págame lo que me debes’.
El otro se arrojó a sus pies y le suplicó: ‘Dame un plazo y te pagaré la deuda’.
Pero él no quiso, sino que lo hizo poner en la cárcel hasta que pagara lo que debía.
Los demás servidores, al ver lo que había sucedido, se apenaron mucho y fueron a contarlo a su señor.
Este lo mandó llamar y le dijo: ‘¡Miserable! Me suplicaste, y te perdoné la deuda.
¿No debías también tú tener compasión de tu compañero, como yo me compadecí de tí?’.
E indignado, el rey lo entregó en manos de los verdugos hasta que pagara todo lo que debía.
Lo mismo hará también mi Padre celestial con ustedes, si no perdonan de corazón a sus hermanos”.
Cuando Jesús terminó de decir estas palabras, dejó la Galilea y fue al territorio de Judea, más allá del Jordán.



Palabra del Señor

Lectura, ¿Qué dice el texto?

Se adelantó Pedro y le dijo: “Señor, ¿cuántas veces tendré que perdonar a mi hermano las ofensas que me haga?
No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.
Lo mismo hará también mi Padre celestial con ustedes, si no perdonan de corazón a sus hermanos

Siguiendo este texto, ¿Cuáles son las palabras o frases o actitudes que atraen tu atención, tu interés?

Meditación, ¿Qué nos dice Dios en el texto?



Dice el dicho que “Del amor al odio hay un paso” y ese paso es el perdón. Todos sabemos y hemos vivido lo difícil que es perdonar; en mi experiencia, les diré que cuando alguien nos hace algo, al momento experimentamos el odio a lo máximo, y es el peor momento en querer ponerse en disposición a poder perdonar; el perdón en nuestra humanidad tiene todo un proceso, etapas que iremos cumpliendo para llegar al “perdón absoluto”, lo que debemos hacer es primero pedirle al Señor que nos traiga paz, para así iniciar este proceso, después empecemos a perdonar en el nombre del Señor, y ya con el tiempo iremos sanando y llegará el momento en que solos podremos perdonar desde nuestro corazón. Perdonar, libera, da alegría y nutre de amor. ¿He vivido momentos de odio?, ¿Cómo es mi reacción, mi proceso cuando alguien me hace daño?, ¿He pedido al Señor que me ayude a perdonar?¿He perdonado o perdono desde mi corazón?, ¿Cuando perdonó que reacciones o experiencias personales obtengo?, ¿Cuando alguien me perdona que reacciones o experiencias personales obtengo?

Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es tu meditación, tu reflexión personal?

Oración, ¿Qué le decimos a Dios?

Señor, perdonar es muy difícil bajo mi condición humana, me llenaron de odio, por la maldad que alguna vez me hicieron, pero aprendí que junto a ti puedo perdonar, perdonaré y buscaré perdón. Pido por aquellos que me ofendieron, misericordia, llénalos de luz, amor y perdona sus ausencias, quizás en su pasado o presente no han aprendido a amar de verdad y no han encontrado el camino de alegría, felicidad y más aún amar a su prójimo.

Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es tu oración personal?

Cada uno pone sus intenciones.

Amén.

Contemplación, ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?

“Si no perdonan de corazón a sus hermanos”
(Repetimos)
“Si no perdonan de corazón a sus hermanos”
“Si no perdonan de corazón a sus hermanos”

Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es la palabra o frase o párrafo o actitud que te ayuda a recordar este texto?

Acción, ¿A que me comprometo con Dios?

Para aquellos que ya hemos perdonado, dar gracias a Dios por esta gracia que nos ha dado, para los que aún no hemos perdonado; empecemos por perdonar en el nombre del Señor e iniciemos nuestro proceso de buscar la paz y perdonar desde nuestro corazón; y si hemos faltado, busquemos el perdón acompañados del Señor.

 

Fundación Ramón PanéCristonautas

 





Compartir en Google+




Consultorios
Hospitalidad católica
Servicio fraterno de acompañamiento espiritual
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
P.Pedro Mereu SDB
Acompañamiento, escucha y dirección espiritual
Enrique Santiago Ellena
Especialidad en temas de familia, especialmente en la relación de las personas
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
Susana Barroilhet
Consejería en temas de la Familia y de la Vida
Rosa Gemma Ortiz S�¡nchez
Ayuda en momentos de crisis
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |