Menu


Museo Terra Santa
Nueva a la Arqueológica, denominada "museo dentro del museo"


Fuente: GAUDIUMPRESS



 El Museo Terra Santa, ubicado según la tradición en las edificaciones del complejo del Pretorio donde Jesucristo fue juzgado, azotado y condenado a muerte, prepara la apertura de una nueva ala arqueológica donde se mostrarán hallazgos de las excavaciones en el lugar y objetos conservados por la Custodia de Tierra Santa. La iniciativa, calificada como un "museo dentro del museo", se suma a las exhibiciones multimedia sobre la Vía Dolorosa y la vida en Jerusalén en los tiempos de Cristo y las muestras sobre los 800 años de presencia franciscana en los Lugares Santos.

La edificación misma del Museo tiene una gran importancia histórica. "Algunos pavimentos, muros y antiguas cisternas son restos de la antigua Jerusalén. El recorrido, que se desarrolla en varias salas, reflexiona en modo cronológico sobre las principales etapas de la vida de Jesús", explica la presentación oficial del Museo. "La exposición de las piezas, entre las más significativas, provenientes de las excavaciones arqueológicas realizadas por los franciscanos del Studium Biblicum, a lo largo de los últimos 150 años, permite al visitante realizar una peregrinación arqueológica virtual por los Lugares Santos y comprenderlos, a través de los objetos, el contexto y los tiempos históricos de referencia".

En este momento "las obras están en una fase de intensa construcción, con continuos descubrimientos de hallazgos arquitectónicos y arqueológicos", informó el Director del proyecto arquitectónico, Giovanni Tortelli. Los pasos hacia las salas se habilitan mientras se avanza en la restauración de los muros de diversas épocas y estilos arquitectónicos. Las obras han revelado nuevas áreas y elementos desconocidos, como rocas de la era romana, cerámicas otomanas y británicas y una columna del período bizantino.

Las primeras salas de exhibición del ala arqueológica serán abiertas en diciembre y contendrán los objetos hallados durante las labores de excavación. El nuevo recorrido permite atravesar una cisterna helenística y entrar en la Sala Herodiana y otra sobre la vida cotidiana de Cristo, además de una exhibición sobre la vida monástica y un espacio didáctico sobre los primeros cristianos con detalles sobre su alimentación, su uso del dinero, costumbres funerarias, entre otros.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |