Menu


Lectio Divina del Lunes 4 de septiembre de 2017
Lunes XXII del tiempo ordinario


Por: Hugo Flores | Fuente: FundaciónPane.org



Invocamos al Espíritu Santo

Espíritu Santo llena de alegría y paz mi corazón y da sabiduría a mi mente para poder entender la Palabra de Dios.

Amén.

Evangelio según Lucas 4, 16-30

Jesús fue a Nazaret, donde se había criado; el sábado entró como de costumbre en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura.
Le presentaron el libro del profeta Isaías y, abriéndolo, encontró el pasaje donde estaba escrito:
El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. El me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos
y proclamar un año de gracia del Señor.
Jesús cerró el Libro, lo devolvió al ayudante y se sentó. Todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en él.
Entonces comenzó a decirles: “Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír”.
Todos daban testimonio a favor de él y estaban llenos de admiración por las palabras de gracia que salían de su boca. Y decían: “¿No es este el hijo de José?”.
Pero él les respondió: “Sin duda ustedes me citarán el refrán: ‘Médico, cúrate a ti mismo’. Realiza también aquí, en tu patria, todo lo que hemos oído que sucedió en Cafarnaún”.
Después agregó: “Les aseguro que ningún profeta es bien recibido en su tierra.
Yo les aseguro que había muchas viudas en Israel en el tiempo de Elías, cuando durante tres años y seis meses no hubo lluvia del cielo y el hambre azotó a todo el país.
Sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una viuda de Sarepta, en el país de Sidón.
También había muchos leprosos en Israel, en el tiempo del profeta Eliseo, pero ninguno de ellos fue curado, sino Naamán, el sirio”.
Al oír estas palabras, todos los que estaban en la sinagoga se enfurecieron y, levantándose, lo empujaron fuera de la ciudad, hasta un lugar escarpado de la colina sobre la que se levantaba la ciudad, con intención de despeñarlo.
Pero Jesús, pasando en medio de ellos, continuó su camino.



Palabra del Señor

Lectura, ¿Qué dice el texto?

El me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres

Todos daban testimonio a favor de él y estaban llenos de admiración por las palabras de gracia que salían de su boca.

Les aseguro que ningún profeta es bien recibido en su tierra



‍Siguiendo este texto, ¿Cuáles son las palabras o frases o actitudes que atraen tu atención, tu interés?

Meditación, ¿Qué nos dice Dios en el texto?

Es obvio que todos sabemos que el Señor, no era muy bien recibido por los Maestros de la ley, los Sacerdotes y Fariseos, el motivo “La envidia, el poder y la falta de control sobre él”. De forma muy natural, con sabiduría, muy propio y congruente en acciones y predicas, lo hacían destacarse entre quienes tenían sus corazones atentos al verdadero pastor, no es necesario ser un experto, la humildad reconoce naturalmente quien predica la verdad. ¿Cuando estoy en un grupo, se reconocer a quién habla con la verdad, con humildad, desde su corazón? , ¿Me doy cuenta que quienes le dan fuerza a la expresión “ningún profeta es bien recibido en su tierra”, son aquellos que se sienten amenazados en sus espacios donde han logrado poder, estatus?, ¿Dejo que mi corazón reconozca al profeta, al pastor a quien me guía o por envidia o por deseo del poder, manipulo mi corazón y actuó en contra?

Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es tu meditación, tu reflexión personal?

Oración, ¿Qué le decimos a Dios?

Mi gran Señor y maestro, la falta de humildad, de disposición del corazón, siempre nos van hacer actuar de una forma donde la envidia y el poder nos van a cegar y no dejar que el verdadero profeta, que el verdadero pastor, que la verdad sean bien recibidos. Danos mucha humildad, llena nuestro corazón de amor, danos sabiduría y paciencia para poder recibir de quien sea, la verdad que solo tu das y que el corazón reconoce.

‍Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es tu oración personal?

Cada uno pone sus intenciones.

Amén.

Contemplación, ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?

“llamó a sus servidores y les confió sus bienes”
(Repetimos)
“llamó a sus servidores y les confió sus bienes”
“llamó a sus servidores y les confió sus bienes”

Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es la palabra o frase o párrafo o actitud que te ayuda a recordar este texto?

Acción, ¿A que me comprometo con Dios?

Nuestro compromiso es tener siempre nuestro corazón dispuesto a recibir con humildad a quienes nos ayudan a caminar en nuestra tierra, en nuestros espacios, en la vida.

‍Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es la acción concreta que te invita a realizar?

 

Fundación Ramón PanéCristonautas





Compartir en Google+




Consultorios
Hospitalidad católica
Servicio fraterno de acompañamiento espiritual
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
P.Pedro Mereu SDB
Acompañamiento, escucha y dirección espiritual
Enrique Santiago Ellena
Especialidad en temas de familia, especialmente en la relación de las personas
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
Susana Barroilhet
Consejería en temas de la Familia y de la Vida
Rosa Gemma Ortiz S�¡nchez
Ayuda en momentos de crisis
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |