Menu


Claves para entender la noche oscura que atravesó Santa Teresa de Calcuta
Esta oscuridad ocurre a veces en la vida espiritual; purifica y ayuda a amar a Dios por sí­ mismo, y no por lo que nos da


Por: Redacción Rome Reports | Fuente: Rome Reports



Cuando se publicaron sus documentos personales, se supo que durante 50 años la Madre Teresa de Calcuta experimentó lo que los mí­sticos llaman "la noche oscura del alma".

Se supo porque poco después de su muerte, unos sacerdotes jesuitas custodiaron algunos escritos privados de la santa.

"Años después de su fallecimiento, cuando empezamos el proceso de beatificación, nos entregaron estos documentos que los jesuitas habí­an custodiado. Entonces descubrimos cosas que no sabí­amos de ella. Nadie en la congregación sabí­a que durante 50 años experimentó esa oscuridad".

La Madre Teresa era una persona muy reservada, que querí­a que su vida de oración quedara entre ella y Jesús. Experimentó la prueba más difí­cil, sentirse rechazada por el Señor, Aquel a quien habí­a dedicado su vida.

"Cuando rezaba se sentí­a vací­a y eso le dolió mucho. Tardó mucho en comprender lo que Dios querí­a con esa prueba. Esta oscuridad ocurre a veces en la vida espiritual; purifica y ayuda a amar a Dios por sí­ mismo, y no por lo que nos da. 



Ese vací­o interior le ayudó a sintonizar con quienes experimentan rechazo, como las personas sin hogar: abandonados, sin saberse amados o queridos. Así­ creció su amor a Dios y por los demás, queriendo a las personas sin esperar nada a cambio.

"Ella entró profundamente en esta situación, y comenzó a ver que la oscuridad que estaba atravesando, que la hací­a no sentirse amada ni querida, era participar en el abandono que sienten los pobres. Se sentí­a no querida, abandonada y rechazada... Y así­ reaccionó". 

Y probablemente, ayudando a los pobres, creció su fe. Madre Teresa desafió a sus seguidoras a hacer algo más que resolver el hambre, la sed o la falta de casa. Querí­a que cada encuentro con un pobre fuera un verdadero encuentro con Dios.

"Decí­a que nuestra vocación no es hacer un trabajo de ayuda social, por muy bueno y útil que pueda ser, sino asumir nosotras mismas algo del sufrimiento de los pobres, llevarlo con nosotras para que sea parte de la Redención. Decí­a que al vivir también ella misma el sufrimiento de los pobres la hací­a conectar con su lado espiritual"

Y probablemente ese entrar en contacto con la pobreza de un modo que muy pocos han hecho, es la razón por la que la Madre Teresa impactó tanto no sólo en los pobres, sino en el resto de personas de todas las condiciones sociales.



Este artículo fue publicado originalmente por nuestros amigos: Rome Reports

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |