Menu



Estados Unidos en oración
Obispos de Estados Unidos piden rezar y ayudar a víctimas de huracanes Irma y Harvey


Por: María Ximena Rondón | Fuente: ACI Prensa



Ante los desastres provocados por el paso de los huracanes Irma y Harvey en las últimas dos semanas, los Obispos de Estados Unidos indicaron que la mejor respuesta que pueden dar los fieles a los damnificados es rezar por ellos y darles ayuda material.

“Con las vidas y los medios de subsistencia todavía en peligro en Texas, Florida, las Islas Vírgenes y el Caribe, rezamos para la seguridad y el cuidado de la vida humana a raíz de dos huracanes catastróficos”, expresaron a través de un comunicado.

“La escala masiva de estos dos desastres y el efecto que tiene en las comunidades, familias y personas no se puede ser completamente comprendida o tratada adecuadamente en la secuela inmediata de las tormentas”, destacaron.

Los obispos señalaron que en la etapa inicial de recuperación “lloramos la pérdida de vidas, hogares y otras propiedades, el daño al medio ambiente, y rezamos por todos los afectados y que necesitan asistencia”.

“También rezamos por la seguridad de, y estamos agradecidos por, quienes respondieron primero y que arriesgan sus vidas en este mismo momento para cuidar a sus vecinos, especialmente aquellos que son ancianos, están enfermos, sin hogar o necesitan otro tipo de atención especial”, prosiguieron.



En ese sentido, manifestaron que comparten la “confianza del Papa Francisco en que los católicos de Estados Unidos responderán a las necesidades que se presentan en estos desastres con un ‘gran derramamiento de solidaridad y ayuda mutua en las mejores tradiciones de la nación’".

“Exhortamos a los fieles a que respondan generosamente con oraciones, apoyo financiero y, para aquellos que tienen la oportunidad, entregando tiempo y talentos en favor de los necesitados”, concluyeron.

En su paso por Estados Unidos y el Caribe durante la semana pasada, el huracán Irma ha dejado 38 muertos y más 7,4 millones de inmuebles sin electricidad, además de cuantiosos daños materiales.

Este ciclón alcanzó la categoría 5 y fue considerado como el más fuerte que se ha registrado en la zona del Atlántico y fuera del Caribe y el Golfo de México. Actualmente se ha reducido a una tormenta tropical.

El huracán Harvey, de categoría 4, afectó la costa del estado de Texas y desde el 25 de agosto ha dejado un saldo de 70 muertos.



 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |