Menu


Educar en la solidaridad
5 tips para inculcar la solidaridad en nuestros hijos desde muy pequeñitos.


Por: Silvia del Valle. | Fuente: www.tipsmama5hijos.com



Nuestro país está viviendo momentos muy difíciles, ya que muchos estados están sufriendo los efectos de los terremotos.

Esto me puso a pensar que es muy importante educar a nuestros hijos en la solidaridad y en la caridad.

Caridad es Amor, es hacer todo con y por amor, y nuestros hijos deben aprender a vivir así.

Solidaridad es hacer tuyo el problema del otro y tratar de darle solución, a pesar de tus circunstancias, a pesar de tus debilidades; es sentir con el otro y ponerte en los zapatos del otro.

Estas son dos virtudes que deben regir nuestras vidas para hacer de nuestro México un país mejor por eso aquí les dejo 5 tips para inculcar la solidaridad en nuestros hijos desde muy pequeñitos.



PRIMERO. ENSEÑALOS A COMPARTIR SUS JUGUETES
Los niños pequeños deben hacer de esta actitud una virtud y así los estamos enseñando a ser desapegados de las cosas aunque estas nos sirvan. Este es el principio de la solidaridad.

Por eso a mis hijos, cuando estaban pequeños, les inculque el que prestarán el juguete que ellos estaban usando porque el otro tenía la necesidad de usarlo y después, que jugarán los dos sin enojos ni resentimientos.

SEGUNDO. UNA VEZ AL AÑO HAZ LIMPIEZA DEL CLOSET
Con esto no quiero decir que tiren a la basura lo que ya no les quede, al contrario, debemos enseñar a nuestros hijos que la ropa debe estar en buen estado y lista para compartirla con los que no tienen.

Con mis hijos juntamos la ropa que ya no les va quedando y que está en buen estado y la donamos a una casa hogar que sostienen a 50 niños de diferentes edades. Ahora mis hijos cuidan más la ropa porque saben que cuando ya no les quede no irá a la basura sino que alguien la esta esperando.

También hemos conocido a los niños de la casa hogar, así mis hijos saben que ellos existen y que en verdad necesitan la ropa que a ellos ya no les queda.



TERCERO. ENSEÑALOS A AHORRAR
Otra forma de ser solidario con los pobres es no desperdiciando la comida por que hay otras personas que la necesitan y no la tienen.

Debemos hacer conciencia en nuestros hijos de que lo que tenemos nos sirve para solucionar nuestras necesidades, pero si hay desperdicio, quiere decir que estamos siendo egoístas con los demás y por lo mismo debemos guardar para compartir con los que no tienen.

Con mis hijos hemos llegado al acuerdo que ahora les sirvo porciones de comida menores y si quieren más, les vuelvo a servir. De esta forma logramos ahorrar tanto en la cantidad de comida, como en dinero, ya que en lugar de comprar más, compro mejor.

CUARTO. QUE SEAN SÓLIDARIOS HASTA EN LOS PEQUÑOS DETALLES
Claro, deben ser solidarios hasta con los demás miembros de la familia. Es en la familia donde debemos comenzar a practicar esta virtud.

¿Cómo?

Con mis hijos también les hemos enseñado a que si alguno esta enfermo, los demás deben buscar ayudarlo en las labores que le corresponden y sobre todo ver que no le haga falta agua o comida, en caso de tener que estar en la cama.

La verdad es que si practicamos con los miembros de la familia, después nos será más fácil hacerlo con los más necesitados, porque habremos hecho de esta forma de actuar un estilo de vida.

QUINTO. PARTICIPA PARA SOLUCIONAR EL DESASTRE
A veces, como adultos, pensamos que las campañas de acopio de víveres son una farsa y por lo mismo nos negamos a participar, pero debemos hacer empatía con los que están en desgracia y participar junto con nuestros hijos, para ayudar a los que estan sufriendo.

En esta situación en particular, gracias al internet y a los medios de comunicacion, podemos ver la magnitud de la desgracia y por lo mismo debemos hacer conciencia en nuestros hijos de que la gente nececita de nuestra ayuda.

Nosotros, en familia, hemos decidido donar alimentos, que no nos sobran, pero que con gusto damos para los que tienen menos que nosotros y que los necesitan más.

Es importante que nosotros pongamos el ejemplo a nuestros hijos de como vivir la solidaridad, ya que una palabra puede lograr mucho, pero el ejemplo arrastra.

Y debemos recordar que dar, sin amor, no es solidaridad, es una simple donación. Para qué sea solidaridad debemos tener la actitud y el deseo de ayudar a los demás a solucionar sus problemas, aunque sea poniendo nuestro pequeño granito de arena.

“La familia es la base de la sociedad y el lugar donde las personas aprenden por vez primera los valores que les guían durante toda su vida” S.JP.II

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |