Menu


La orquesta
Dios ha pensado en una armonía inmensa para la existencia humana


Por: P.Fernando Pascual, L.C. | Fuente: Catholic.net



Un violinista tiene sus problemas, sus sueños, sus miedos, sus esperanzas. Una llamada. Toma su instrumento y sale con prisa para ir al concierto.

Los músicos se reúnen. Han pasado días, semanas de ensayos. La partitura está desgastada. La gente, expectante, llena la sala.

Entra el director. Algunos gestos rituales, aplausos y silencio. Pronto dará inicio la primera pieza.

Aquellos hombres y mujeres están ahora unidos. La melodía guía sus movimientos. Actúan o esperan. Miran el instrumento, o la partitura, o la dirección que marca el ritmo.

La música llena todo el ambiente. La armonía eleva las almas. La perfección parece completa. Un experto podrá intuir algún pequeño error, algo que sucede incluso entre gente muy preparada.



Al final, una apoteosis. Aplausos, hurras, vivas. Satisfacción y alegría. La orquesta ha deleitado a cientos, quizá miles, de espectadores.

Cada uno recoge su instrumento. Hay que volver a la vida ordinaria. En casa hay formularios que llenar, mensajes que responder, ropa que lavar, libros que ordenar.

Atrás queda el recuerdo de un milagro. Fue posible armonizar vidas y sentimientos tan diferentes, guiados todos por la intuición de un compositor que supo expresar maravillas de su corazón.

Sentimos un deseo sincero de dar las gracias a quienes, con tanto esfuerzo, seguramente con un gusto auténtico, han permitido que la música naciese, nuevamente, en un mundo tan necesitado de armonía.

Porque, lo constatamos cada día, muchos no saben, no pueden o no quieren seguir la voz y los gestos del Gran Director, del Dios que también ha pensado en una armonía inmensa para la existencia humana y de otros seres del planeta.



Seguramente muchos no sabemos tocar un instrumento. Pero en la historia tenemos un lugar en la orquesta cósmica, una tarea, una voz, un cariño que ofrecer a los demás.

Si miramos al Director Bueno, si acogemos las indicaciones del Padre de los cielos, entraremos a formar parte de una armonía que inicia en la tierra, que sigue en lo eterno, y que tiene el nombre más hermoso: Amor.

 





Compartir en Google+




Consultorios
Pedro Luis Llera Vázquez
Experto en Dirección y Gestión de Centros Educativos Privados. Consejería en Educación y Cultura
P. Llucià Pou Sabaté
Asesoría para la educación del Adolescente.
Salvador Casadevall
Espiritualidad conyugal, etapas del matrimonio, perdón, solidaridad y educación de los hijos
Estanislao Martín Rincón
Educadores católicos – Orientación Familiar – Apologética
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |