Menu


La Guardia Suiza Pontificia: 500 años de historia, arte y vida
Exposición conmemorativa que presentará una serie de documentos y obras procedentes de diversos museos e instituciones que reconstruyen la historia del cuerpo creado por expreso deseo del Papa Julio II


Por: Vatican Information Service | Fuente: www.vatican.va



"La Guardia Suiza Pontificia: 500 años de historia, arte y vida", es el título de la exposición que se inaugurará el próximo 29 de marzo en el Brazo de Carlomagno (Plaza de San Pedro, Ciudad del Vaticano) para conmemorar los cinco siglos de existencia del cuerpo armado más antiguo del mundo.

La exposición presentará por primera vez una serie de documentos y obras procedentes de diversos museos e instituciones que reconstruyen la historia del cuerpo creado por expreso deseo del Papa Julio II que, en 1505 envió una bula a la Confederación Helvética comunicando el encargo que había dado a Peter von Hertenstein de conducir hasta Roma 200 hombres que se ocuparían de la custodia de la persona del Papa y de los palacios pontificios. Esa Bula forma parte de la exposición, al igual que las banderas que el Santo Padre regaló a Suiza como señal de agradecimiento por la llegada de los soldados, que tras atravesar los Alpes entraron el Roma el 22 de enero de 1506 y se dirigieron a la Plaza de San Pedro, donde el Papa les bendijo solemnemente.

Otras piezas de gran valor histórico y artístico son el yelmo y la coraza del emperador Carlos V de Alemania, la espada con el lema de Julio II y un gran número de miniaturas que recogen los momentos más importantes de la vida de la Guardia Suiza al servicio de los pontífices que se han sucedido en la Cátedra de Pedro, entre ellas la "Fiesta en el Capitolio por el "Possesso" de Alejandro VII", de Piranesi, hasta "Pío IX en silla gestatoria", pasando por "La construcción berniniana para las Cuarenta Horas en el Vaticano".

Una de las páginas más dramáticas de la historia de la Guardia Suiza y de la ciudad de Roma, es la del "Sacco di Roma", el saqueo organizado por las tropas del emperador Carlos V para "escarmentar" a la población romana y al papa Clemente VII, por su cercanía a la Liga de Cognac. El pontífice se salvó refugiándose en Castel Sant´Angelo, pero 147 guardias perecieron en su defensa. La muestra da cuenta de este episodio con la obra "La defensa de los suizos durante el Sacco de Roma", pintada en 1927 por Giuseppe Rivaroli y muy interesante por sus numerosos "errores" históricos, entre otros los uniformes de los guardias que son los actuales, diseñados en 1915 y no los que llevaban en 1527.

La sección numismática cuenta con dos extraordinarias medallas conmemorativas de Benvenuto Cellini: la realizada con motivo de la Paz de Cambrai y la moneda de oro de Clemente VII con "Ecce Homo".

La parte dedicada a los retratos se abre con el de Clemente VII, realizado por Sebastiano del Piombo y propiedad del Kunsthistorisches Museum de Viena. De esta sección forma también parte el tríptico que el pontífice conservaba en su apartamento y que fue robado durante el Sacco. La obra, actualmente en el Tesoro del Duomo de Cagliari, regresa a Roma por primera vez desde hace casi cinco siglos.

Proceden de la armería y de los archivos de la Guardia Suiza y se exponen por primera vez los retratos de todos los comandantes del cuerpo durante estos quinientos años, así como los uniformes, las armas y armaduras de maniobras y desfiles, tanto contemporáneas como históricas. Revisten un interés particular por su belleza las espadas flamígeras de 1584, utilizadas para acompañar al pontífice en la silla gestatoria en las ceremonias solemnes y que se dejaron de utilizar durante el pontificado de Pablo VI.

La exposición, promovida por el Comando de la Guardia Suiza, cuenta con el patrocinio del obispo Mauro Piacenza, presidente de la Pontificia Comisión para los Bienes Culturales de la Iglesia, y con el de diversas instituciones culturales helvéticas y estará abierta del 29 de marzo al 30 de julio de 2006.

 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |