Menu


El asesino de la B. Rani María afirma estar feliz por su beatificación
La hermana Rani Maria, apuñalada hasta la muerte hace 22 años, fue beatificada ayer 4 de noviembre


Por: n/a | Fuente: Catholic Herald // InfoCatólica



La hermana Rani María Vattalil, de 41 años, fue apuñalada frente a más de 50 pasajeros de un autobús en un remoto camino de la jungla en el estado de Madhya Pradesh cuando se dirigía a su casa en el estado de Kerala.

Un hombre de nombre Samandar Singh, que entonces tenía 22 años, y la asesinó fomentado por los jefes del pueblo que querían bloquear la actividad de la hermana en favor de los pobres tribales. Singh ha sido perdonado desde entonces por la familia de la monja y fue liberado de prisión.

«Lo que sea que pasó ya ha sucedido. Estoy triste y lamento lo que hice. Pero ahora estoy feliz de que el mundo reconozca y honre a la hermana Rani», dijo Singh, un hindú, al Catholic News Service en una entrevista telefónica desde su pueblo de Semlia.

Singh fue condenado por el asesinato e inicialmente fue sentenciado a muerte; la sentencia fue luego conmutada a cadena perpetua. Dijo que la hermana menor de la Hermana Rani María, la Hermana Selmy, lo había aceptado formalmente como su «hermano» mientras estuvo en prisión y facilitó su liberación anticipada. Los oficiales de la corte acordaron la liberación en el 2006 después de que las declaraciones obligatorias fueron firmadas por la hermana Selmy, sus padres y funcionarios de la Iglesia.

Cuando la hermana Selmy se preparaba para regresar a su hogar en el estado sureño de Kerala en enero de 2007 para visitar a su padre de 82 años, Paul Vattalil, Singh acompañó a la monja y se disculpó con sus padres.



El hombre, que ahora es un agricultor dedicado a compartir sus ganancias con los más necesitados, reconoció que “la respuesta amorosa de los cristianos” lo “ha transformado” para siempre.

El obispo Chacko Thottumarickal de Indore dijo a CNS que la beatificación de la hermana Rani María «será una inspiración para aquellos que sirven a los necesitados y pobres en circunstancias difíciles en el país».

«La hermana Rani María desafía a todos a continuar su trabajo incluso si hay oposición y no desanimarse por los obstáculos», agregó el obispo Thottumarickal.

La hermana Selmy llamó a la beatificación «un milagro».

«La hermana Rani nos urge a todos a seguir adelante sin miedo», dijo la hermana Selmy, que sirve en una aldea remota en el estado de Uttar Pradesh.



El cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, presidió la beatificación. El arzobispo Giambattista Diquattro, nuncio apostólico en la India, dirigirá la misa de acción de gracias el 5 de noviembre en Udainagar, a 40 kilómetros de Indore.

Este artículo fue publicado originalmente por nuestros aliados y amigos: InfoCatolica.com

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |