Menu


En 1997 a Sor Michela Messina le detectaron un quistoma ovárico
Milagro aprobado para la beatificación de Adela de Batz de Trenquelléon


Por: n/a | Fuente: Prenza Marianista



En enero de 1997, durante su noviciado la Hermana Michela Messina, (nacida en 1967 en Domodossola, Piamonte, Italia), comenzó a tener dolores estomacales y fiebre. El 6 de junio, tras ser examinada por un médico es enviada al hospital para que se sometiera a una ecografía, procedimiento de análisis que reveló una masa tumoral de entre 17 y 18 cm de diámetro en la zona pélvica. Luego de este diagnóstico, el 9 de junio, la Hermana Michela fue hospitalizada en el departamento de obstetricia y ginecología del Hospital de Verbania, el motivo es un “quistoma ovárico”.

La paciente estaba afectada por un tumor en el ovario izquierdo en una fase muy avanzada. El 19 de junio, el Dr. Ernesto Meriggi extirpó el útero y los ovarios. Al día siguiente el estado general de la paciente era bueno y de acuerdo al protocolo médico estándar se inició el tratamiento de quimioterapia, mismo que se programó finalizaría en enero de 1998.

Sor Franca Zonta, en aquel entonces maestra de novicias, desde el día del primer diagnóstico del avanzado estado de la enfermedad, comenzó a pedir a la Venerable Adela de Trenquelléon que interceda ante Cristo por la salud de Michela, oraciones a las que luego se sumaron las religiosas marianista de la Provincia de Italia además de muchas otras personas amigas. En julio se realizó en Roma el Capítulo General de la Congregación y allí también oraron por esta causa. Posteriormente, el 13 de agosto de 1997, ante “un caso de enfermedad grave, cuya curación, según los médicos, es humanamente imposible” el Consejo General de las Hijas de María Inmaculada llama a toda la Congregación a pedir la intercesión de la Venerable Adela para la sanación de Michela.

Durante la quimioterapia la paciente experimentó una marcada mejoría y después de apenas seis sesiones los médicos decidieron no continuar el tratamiento.

A pesar de la fase terminal del tumor Michela recibió el permiso para continuar el noviciado e hizo, ya totalmente curada, su profesión temporal el 25 de octubre de 1998.



Hasta la fecha, no ha sido necesario ningún nuevo tratamiento.

La Madre Adela de Trenquelléon fue declarada venerable por el Papa Juan Pablo II el 5 de junio de 1986. El 4 de mayo de 2017 del Santo Padre Francisco autorizó la promulgación del decreto reconociendo los hechos aquí narrados como un milagro atribuido a la intercesión de la Madre Adela.

Fuente: Revista Prenza Marianista # 177 (octubre/diciembre 2013)
Traducido y adaptado para Catholic.net por Xavier R. Villalta A.

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!