Menu


Lectio Divina del Sábado 25 de noviembre de 2017
Sábado XXXIII de tiempo ordinario


Por: Hugo Flores | Fuente: FundaciónPane.org



Invocamos al Espíritu Santo

Espíritu Santo necesitamos de tu ayuda para comprender, llevar al corazón y a nuestra vida el mensaje de Dios.
Amén.

Evangelio según San Lucas 20, 27-40.

Se acercaron a Jesús algunos saduceos, que niegan la resurrección, y le dijeron: “Maestro, Moisés nos ha ordenado: Si alguien está casado y muere sin tener hijos, que su hermano, para darle descendencia, se case con la viuda.
Ahora bien, había siete hermanos. El primero se casó y murió sin tener hijos.
El segundo se casó con la viuda, y luego el tercero. Y así murieron los siete sin dejar descendencia.
Finalmente, también murió la mujer.
Cuando resuciten los muertos, ¿de quién será esposa, ya que los siete la tuvieron por mujer?”.
Jesús les respondió: “En este mundo los hombres y las mujeres se casan,
pero los que sean juzgados dignos de participar del mundo futuro y de la resurrección, no se casarán.
Ya no pueden morir, porque son semejantes a los ángeles y son hijos de Dios, al ser hijos de la resurrección.
Que los muertos van a resucitar, Moisés lo ha dado a entender en el pasaje de la zarza, cuando llama al Señor el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob.
Porque él no es un Dios de muertos, sino de vivientes; todos, en efecto, viven para él”.
Tomando la palabra, algunos escribas le dijeron: “Maestro, has hablado bien”.
Y ya no se atrevían a preguntarle nada.

Palabra del Señor



Lectura, ¿Qué dice el texto?

Jesús les respondió: “En este mundo los hombres y las mujeres se casan,
pero los que sean juzgados dignos de participar del mundo futuro y de la resurrección, no se casarán.
Ya no pueden morir, porque son semejantes a los ángeles y son hijos de Dios, al ser hijos de la resurrección.

Porque él no es un Dios de muertos, sino de vivientes; todos, en efecto, viven para él”.

Siguiendo este texto, ¿Cuáles son las palabras o frases o actitudes que atraen tu atención, tu interés?

Meditación, ¿Qué nos dice Dios en el texto?



¿Acepto que muchas veces en mi vida cuando hablo de las Sagradas Escritura, de Jesucristo, de Dios y la Iglesia me equivoco por no conocer? o ¿Soy de aquellos que no importa, yo hago pretexto del texto para que se haga lo que yo quiera?.

Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es tu meditación, tu reflexión personal?

Oración, ¿Qué le decimos a Dios?

1.- Entre Tus manos
está mi vida, Señor.
Entre Tus manos
pongo mi existir.

Hay que morir, para vivir.
Entre Tus manos
yo confío mi ser

2.- Si el grano de trigo no muere,
si no muere solo quedará,
pero si muere en abundancia dará
un fruto eterno que no morirá.

Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es tu oración personal?

Cada uno pone sus intenciones.

Amén.

Contemplación, ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?

“El no es un Dios de muertos, sino de vivientes”
(Repetimos)
“El no es un Dios de muertos, sino de vivientes”
“El no es un Dios de muertos, sino de vivientes”

Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es la palabra o frase o párrafo o actitud que te ayuda a recordar este texto?

Acción, ¿A que me comprometo con Dios?

A todos aquellos que hemos perdido a nuestros seres queridos, tomemos un momento y hablemos con ellos, no los vemos, pero están aquí, nos sienten, los sentimos porque siguen viviendo en nuestros corazones y digamos todo lo que deseemos

Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es la acción concreta que te invita a realizar?

 

Fundación Ramón PanéCristonautas

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!