Menu


Lectio Divina del Viernes 1 de diciembre de 2017
Viernes XXXIV de tiempo ordinario


Por: Hugo Flores | Fuente: FundaciónPane.org



Invocamos al Espíritu Santo

Espíritu Santo necesitamos de tu ayuda para comprender, llevar al corazón y a nuestra vida el mensaje de Dios.
Amén.

Evangelio según San Lucas 21, 29-33.

Jesús hizo a sus discípulos esta comparación:
“Miren lo que sucede con la higuera o con cualquier otro árbol.
Cuando comienza a echar brotes, ustedes se dan cuenta de que se acerca el verano.
Así también, cuando vean que suceden todas estas cosas, sepan que el Reino de Dios está cerca.
Les aseguro que no pasará esta generación hasta que se cumpla todo esto.
El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.”

Palabra del Señor



Lectura, ¿Qué dice el texto?

Miren lo que sucede con la higuera o con cualquier otro árbol.
Cuando comienza a echar brotes, ustedes se dan cuenta de que se acerca el verano.

El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

Siguiendo este texto, ¿Cuáles son las palabras o frases o actitudes que atraen tu atención, tu interés?

Meditación, ¿Qué nos dice Dios en el texto?



Miren lo que sucede con “el hombre” o con cualquier otro “hombre”.
Cuando comienza a “prepararse o conocer más”, ustedes se dan cuenta de que se acerca al “Reino de Dios”, es decir comprende cuál es el mensaje, la actitud.
Así en tanto vamos preparándonos, conociendo, acercándonos más al Señor, a su Palabra, siendo más conscientes de lo positivo y negativo, nos vamos dando cuenta que tan cerca estamos al camino del Reino de Dios en nuestra vida, en nuestro diario actuar.
Y todos viviremos y pasaremos y su Palabra llena de verdad y sabiduría permanecerá para siempre y seguirá presente ante las nuevas generaciones, y aquí se refiere a las buenas actitudes y valores que el Señor nos ha dado, desde entonces estás y estos siguen siendo y serán, ¿Qué tanto me interesa conocer la Palabra, el mensaje del Señor?, ¿Acepto que su Palabra, su mensaje es la verdad y la sabiduría absoluta y eterna?, ¿Sí profundizó en su Palabra, en su mensaje y lo hago vivo en mi vida, seguro estoy que me llevará a su Reino?, ¿Me doy cuenta que su Palabra, su mensaje al día de hoy sigue vigente y así mismo seguirá por los siglos, porque es la regla perfecta de la vida?

Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es tu meditación, tu reflexión personal?

Oración, ¿Qué le decimos a Dios?

Cuanto hay que aprender de ti mi Señor, cuánto hay que dejar sembrado en nuestro corazón para poder vivir siguiendo ese hermoso mensaje de verdad y sabiduría que nos has dejado, y así seguir el camino a tu Reino. Llenamos de alegría, de deseo desmesurado por hacer vivo en nuestras vidas este mensaje, que es esforzarnos por siempre dar lo
mejor en todo lo que podamos. Tú Palabra es el Alfa y la Omega, el principio y el fin.

Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es tu oración personal?

Cada uno pone sus intenciones.

Amén.

Contemplación, ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?

“El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”
(Repetimos)
“El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”
“El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”

Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es la palabra o frase o párrafo o actitud que te ayuda a recordar este texto?

Acción, ¿A que me comprometo con Dios?

1. Esforcemonos a cada día seguir el mensaje que el Señor nos ha dejado y hagámoslo vivo en nuestras vidas
2. Sigamos siendo instrumentos para seguir transmitiendo las buenas actitudes y valores de los cuales dan la fuerza y nos preparan para el Reino de Dios.

Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es la acción concreta que te invita a realizar?

 

Fundación Ramón 

PanéCristonautas

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!