Menu


Gendarmería Vaticana, del origen a nuestros días.
El libro narra detalles y secretos jamás contados del cuerpo de seguridad del Vaticano.


Fuente: RomeReports



El cuerpo de policía del Vaticano, conocido como la Gendarmería Vaticana, es para algunos todavía un misterio. 

Se dice que este equipo de hombres que dedicaban su vida a salvaguardar al Papa fue creado en 1816, pero el libro “Gendarmería Vaticana, del origen a nuestros días”, demuestra que nació mucho antes.

El Secretario de Estado Pietro Parolin, muchos gendarmes y expertos de arte se reunieron en el espectacular “Braccio Nuovo” en los Museos Vaticanos en la presentación del libro.   

SANDRO BARBAGALLO
Autor, “Gendarmería Vaticana, del origen a nuestros días”

“A través de este libro se descubre una serie de eventos y de anécdotas históricas mediante documentos inéditos que hasta ahora no habían sido publicados. Estaban escondidos en archivos inaccesibiles para el público. Hablo del archivo de la Secretaría de Estado más que del archivo de la misma Gendarmería”.

Estos documentos desvelarían detalles y secretos como destituciones de gendarmes jamás contados, que marcaron historia en el cuerpo de seguridad del Vaticano.



La Gendarmería es un cuerpo único en el mundo porque agrupa las funciones de la policía judicial, de inteligencia, de seguridad del Papa y del control de seguridad del Estado más pequeño del mundo.

CESARE CATANANTI
Autor, “Gendarmería Vaticana, del origen a nuestros días”

"El Estado Vaticano no existía como Estado hasta 1870. Después vivió el nacimiento de la Ciudad del Vaticano y también dos Guerras Mundiales, el terrorismo, una serie de desafíos increíbles. Lo que más me ha impactado escribiendo este libro es la capacidad de acoger y adaptarse a estos cambios. La capacidad de actuar y prevenir estas señales de cambio”.

SANDRO BARBAGALLO
Autor, “Gendarmería Vaticana, del origen a nuestros días”

“La característica de los gendarmes, sobre todo, es tener un alto sentido de la fidelidad. También un fuerte sentido del altruismo y de sacrificio. Una fidelidad comprendida como fidelidad al Santo Padre, a la Iglesia y naturalmente, a la religión”.

Como predica el lema de la Gendarmería “fides et virtus”, este trabajo para toda la vida solo puede ser desempeñado por aquellos que cumplan con un fuerte sentido de la fidelidad y valentía.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!