Menu


Madre y Maestra, una Madre Ideal
Los pájaros se levantaron a primea hora a cantar las mañanitas.


Por: P. Dennis Doren, LC | Fuente: CNA



En el día de las Madres el mundo se viste de fiesta. Hoy las flores han embellecido de vida el paisaje, los pájaros se levantaron a primera hora a cantar las mañanitas, el sol ha despertado radiante e imponente bañando con su luz y energía cada rincón de nuestro mundo, ¿qué decir del viento y la brisa matutina que han bañado el rostro gracioso y fino de cada una de las mamás? Efectivamente, hoy se unen las flores, el sol, el viento y la voz de cada hijo que con el corazón decimos FELIZ DÍA MAMÁ.

Te doy gracias, mujer-madre, que te conviertes en seno del ser humano con la alegría y los dolores de parto de una experiencia única, la cual te hace sonrisa de Dios para el niño que viene a la luz y te hace guía de sus primeros pasos, apoyo de su crecimiento, punto de referencia en el posterior camino de la vida.

Te doy gracias, mujer-esposa, que unes irrevocablemente tu destino al de un hombre, mediante una relación de recíproca entrega, al servicio de la comunión y de la vida.

Te doy gracias, mujer-hija y mujer-hermana, que aportas al núcleo familiar, y también al conjunto de la vida social, las riquezas de tu sensibilidad, intuición, generosidad y constancia.

Te doy gracias, mujer, ¡por el hecho mismo de ser mujer! Con la intuición propia de tu femineidad, enriqueces la comprensión del mundo y contribuyes a la plena verdad de las relaciones humanas.



He buscado a la madre ideal, busqué y busqué y al final la encontré, estaba en mi casa; todo lo que siempre necesité saber, lo aprendí de mi madre, cómo olvidarla en este día:

Mi madre me enseñó a APRECIAR UN TRABAJO BIEN HECHO: “Si se van a matar, háganlo afuera, acabo de terminar de limpiar”.

Mi madre me enseñó RELIGIÓN: “Reza para que esta mancha salga de la alfombra”.

Mi madre me enseñó RAZONAMIENTO: “Porque yo lo digo, por eso... y punto!!!!”

Mi madre me enseñó PREVISIÓN: “Asegúrate que llevas ropa interior limpia, por si tienes un accidente”.



 Mi madre me enseñó IRONÍA: “Tú sigue llorando, verás cómo te doy una razón para que llores de verdad”.

Mi madre me enseñó a ser AHORRATIVO: “Guárdate las lágrimas para cuando yo me muera!!!”

Mi madre me enseñó ÓSMOSIS: “Cierra la boca y come!!!!!”

Mi madre me enseñó CONTORSIONISMO: “¡Mira la suciedad que tienes en la nuca, vuélvete!”

Mi madre me enseñó FUERZA Y VOLUNTAD: “Te vas a quedar sentado hasta que te comas todo”.

Mi madre me enseñó METEOROLOGÍA: “Parece que ha pasado un huracán por tu cuarto”.

Mi madre me enseñó VERACIDAD: “¡¡Te he dicho un millón de veces que no seas exagerado!!

Mi madre me enseñó MODIFICACIÓN DE PATRONES DEL COMPORTAMIENTO: “Deja de actuar como tu padre!!!!!”

Mi madre me enseñó habilidades como VENTRILOQUÍA: “No me rezongues, cállate y contéstame: ¿por qué lo hiciste?”

Mi madre me enseñó LENGUAJE ENCRIPTADO: “No me, no me... que te, que te...”.

Mi madre me enseñó técnicas de ODONTOLOGÍA: “Me vuelves a contestar y te estampo los dientes contra la pared!!!”

Mi madre me enseñó GEOGRAFÍA DE MÉXICO: “¡Como sigan así voy a mandar a uno a Monterrey y al otro al D.F. !”

Mi madre me enseñó BIOLOGÍA: “¡Tienes menos cerebro que un mosquito!”

Mi madre me enseñó LÓGICA: “Mamá, ¿qué hay de comer? ¡COMIDA!”

Mi madre me enseñó RECTITUD: “Te voy a enderezar de un sape!!!”

¡¡¡¡GRACIAS MAMÁ!!!, POR SER TAN ESPECIAL Y CARIÑOSA

 

            LA IMAGEN DE MAMÁ:

            A los 4 años: “¡Mi mamá puede hacer cualquier cosa!”

            A los 8 años: “¡Mi mamá sabe mucho! ¡Muchísimo!”

            A los 12 años: “Mi mamá realmente no lo sabe todo....”.

            A los 14 años: “Naturalmente, mi madre no tiene ni idea sobre esto”

            A los 16 años: “¿Mi madre? ¡Pero qué sabrá ella!”

            A los 18 años: “¿Esa vieja? ¡Pero si se crió con los dinosaurios!'”

            A los 25 años: “Bueno, puede que mamá sepa algo del tema...”.

            A los 35 años: “Antes de decidir, me gustaría saber la opinión de mamá”.

            A los 45 años: “Seguro que mi madre me puede orientar”.

            A los 55 años: “¿Qué hubiera hecho mi madre en mi lugar?”

            A los 65 años: “¡Ojalá pudiera hablar de esto con mi mamá!'”

            Madre solo hay una.....

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!