Menu


Delicias de Navidad
Gastronomía Alemania

Durante este periodo se enciende una vela de la corona de adviento cada domingo y se invita a los amigos y familiares a tomar té y a degustar las galletas de producción casera


Por: Angeles Nevado | Fuente: dw-world.de



El mes de diciembre en Alemania tiene un aroma muy especial a galletas recién horneadas. De todos los tamaños, formas y sabores, constituyen uno de los elementos representativos de la Navidad germana.

Esta dulce costumbre es el componente básico de los cuatro domingos que preceden a la Nochebuena, denominado el periodo de Adviento. Durante este periodo se enciende una vela de la corona de adviento cada domingo hasta llegar al día 24, en el que se encenderán todas en homenaje a la llegada de la Navidad y se invita a los amigos y familiares a tomar té y a degustar las galletas de producción casera.

Pero además de estas galletas con función de pastas acompañantes del té, los alemanes crean sus casitas de pan de jengibre y galletas alusivas a la Navidad que sirven de verdaderos adornos para decorar el árbol y se conocen mundialmente como obras de arte de la repostería.


Orígenes

La tradición de las galletas tiene su origen en Roma y viene de la costumbre navideña de repartir panes y bollitos de miel. En ese imperio, durante las Saturnales, se eliminaban las barreras entre esclavos y hombres libres. Los papeles se invertían por unos días y los señores agasajaban a sus servidores con manjares, entre otras cosas, porque si no lo hacían atraían la mala suerte. Del siglo XIX data el horneo de galletas en su forma actual y en los siglos anteriores sólo las personas acaudaladas se podía permitir comprar estos dulces a los vendedores ambulantes o a los panaderos.

Hay una cantidad ingente de tipos de galletas, por ejemplo las "Springerle" que son galletas de anís y su receta es una de las más antiguas del país, las "Butterplätzen" galletas de mantequilla, las "ZimtSterne" unas galletas en forma de estrella con sabor a canela y que contienen almendras y nueces. Pero sin duda las más populares son las dos siguientes ya que poseen una historia propia y se las puede encontrar en todos los mercados de Navidad.


"Lebkuchen"

El pan de jengibre es un clásico en las mesas alemanas por Navidad. En la época griega se hacía en Rodas, y los mercaderes que paraban allí trajeron esta delicia a Nuremberg. Desde la Edad Media, los pasteleros de Nuremberg elaboran el Lebkuchen según su receta y la mantienen secreta.


"Spekulatius"

El nombre de esta galleta proviene del apodo "especulador" que recibe San Nicolás y para honrarle se hornean las galletas en su día el 6 de diciembre. Las "Spekulatius" son de pastaflora y se hornean en moldes de diferentes motivos los más usuales son los de Nicolás, molinos, elefantes, cisnes y demás, que se corresponden con los elementos de la historia de San Nicolás.



 

 

 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |