Menu


Armonizar trabajo y familia bienestar para todos
Necesitamos políticas publicas pra compaginar el tiempo laboral con el tiempo familia


Por: Jorge López | Fuente: yoinfluyo.com



Las mujeres que desempeñan un empleo quieren seguir ejerciendo su característica natural de educadora en la formación de las personas en el ámbito familiar, pero necesitan el apoyo del sector gobierno y de los empleadores, por el contrario los efectos de la ausencia de los padres de familia en los hogares, los podemos ver en el debilitamiento del tejido social, situación en la que vivimos hoy en día, comentó la Xóchitl Córdova, colaboradora de la Asociación Nacional Cívica Femenina, ANCIFEM, en el estado de Nuevo León, en entrevista con YoInfluyo.com

Situación general de la mujer en México

Córdova señaló que para ubicar la situación de la mujer en nuestro país hay que señalar que ellas conforman el 51 por ciento de la población en México, y que el 29 por ciento de los hogares son dirigidos por una mujer. En vista de lo anterior esta población, que es más de la mitad del total necesita de políticas públicas y legislación para afrontar los retos propios que se les presentan, como lo es el ámbito de la inclusión laboral.

Indicó que en el tema de educación “sí vamos bien” ya que se han dado las condiciones para la igualdad de oportunidades, por lo que se está casi a la par en cuanto a la población femenil y varonil en cuanto a la alfabetización. No obstante, señaló que el 44 por ciento de la población femenina económicamente activa tiene un trabajo o busca trabajo, cifra que pone de manifiesto que hay todavía rezagos en materia de incorporación laboral.

Incorporación laboral de la mujer



Por otro lado, señaló que para apoyar a la mujer en sus diferentes facetas que contemplan laborar consistentemente entre 40 y 48 horas a la semana, además del tiempo de traslados y su labor al interior del hogar, deben colaborar gobierno e iniciativa privada.

De este modo destacó que quieren seguir cumpliendo ese rol en la formación de personas, no sólo de los hijos propios, ya que incluso aquella mujer que no tiene, lleva adelante esta característica natural de educadora, y aseveró que si no apoyamos a la mujer desarrollar esa función, debilitamos el tejido social, dañándonos a todos, los efectos de la ausencia de los padres de familia en la educación de los hijos, ya los podemos observar cotidianamente.

En este sentido hizo hincapié de la necesidad de políticas públicas y corporativas para poder compaginar el tiempo laboral con el tiempo familiar, pero no sólo de las mujeres sino para cualquier trabajador, para que pueda cumplir con sus responsabilidades laborales “sin descuidar lo que es más importante su vida personal y familiar”, lo que permite al trabajador un bienestar emocional.

Señaló que en México ya existe una política en este sentido, la que establece el distintivo de “Empresa Familiarmente Responsable” que otorga la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, STPS, a los centros de trabajo que generen esa conciliaron laboral y familiar, que se refleja en la productividad del trabajador.

Herramientas para armonizar el trabajo y la familia



Algunas estrategias para lograrla son por ejemplo la flexibilidad de horario para poder llevar los hijos a la escuela; el banco de horas, un cierto número de horas disponibles durante el año para ser usadas para algo asunto personal del trabajador, como un festival en la escuela de los niños, o una firma de boletas, lo que es muy importante para el desarrollo integral los pequeños. Incluso es posible hallar soluciones con los operarios de la producción ya que también pueden llegar a un acuerdo entre estos, para suplirse en alguna ausencia.

Pero señaló que los empleadores aún tienen desconfianza para tales estrategias ya que temen que sea verdadera la necesidad del trabajador, por lo que hay que trabajar en la sensibilización con los empleadores, pero por ejemplo en el municipio de San Pedro en Nuevo León, esta apertura se refleja en la productividad de los trabajadores.

Informó que a través de Instituto Municipal de la Familia de San Pedro, Infamilia, donde también colabora Córdova, se ha registrado que las empresas que cuentan con el distintivo de familiarmente responsable, han bajado el nivel de rotación del personal, aunque reconoció que falta aún mucha investigación.

Participación de la sociedad civil, ANCIFEM

Y para desarrollar la visibilización del tema de armonizar el tiempo de trabajo con el de familia, teniendo como punto de partida la Escuela de Incidencia Política de ANCIFEM, se realizó una campaña con este fin y uno de los objetivos de la misma ha sido promover el 1 de junio como el Día del balance trabajo y familia, propuesta que, dijo Xóchitl Córdova, se aprobó el año pasado en el Congreso del Estado de Nuevo León y están en espera de que aparezca en el calendario cívico.

Señalo que la medida no traerá beneficios inmediatos para los empleados, pero con esto el tema ya se ha colocado en la agenda pública. Además, saben que se necesita de la voluntad de los empleadores por lo que una medida que consideran muy importante en ANCIFEM así como en Infamilia, es la de crear incentivos fiscales para las empresas que adopten estas políticas de armonización.

Compartió también que se busca la aprobación del Día balance y familia a nivel federal, y que ingresó en la Cámara de Diputados una propuesta en diciembre pasado.

La actividad más reciente en esta “lucha” fue el Foro Definiendo una agenda para impulsa el balance trabajo - familia en México, convocado por ANCIFEM, Infamilia y con la colaboración de la Diputada Alejandra Reynoso Sánchez.

Finalmente, anunció su participación en la Comisión de la Condición Jurídica de la Mujer, en la ONU, donde presentarán la designación del día balance trabajo y familia como una buena práctica, para que cada uno la reproduzcan en sus países.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!