Menu


Los datos reales en relación al aborto en México
¿Con qué objetivo se inflan las cifras?, ¿a quién pretenden engañar? ¿acaso la vida de una mujer o un niño se puede reducir a una estadística?


Por: Fernando Sánchez Argomedo | Fuente: Yo Influyo



Durante el 2003, se registraron 1,334 defunciones que representó el 0.63% de los decesos totales de mujeres (3) por causas vinculadas al proceso del parto, esta cifra por si sola ya es menor a la manejada por los legisladores, sin embargo, solo el 6.4% de las muertes, está relacionada con el aborto espontáneo ( aquel que ocurre de forma natural 50%) y con el aborto inducido (aquel que es provocado por terceros 50%). Esto significa que el número de mujeres que murieron a causa del aborto inducido es de 43 contra los 3,000 que dicen los asambleistas que existen anualmente.

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, por cada 100 mil abortos ilegales en el mundo, se registran mil muertes, esto representa el 1%. Si 43 mujeres murieron en México en el 2003 y estas representan el 1 %, el total de abortos realizados sería de 4,300 contra 1.5 millones con los cuales pretenden sustentan la información nuestros asambleistas.

Hay instituciones como Gire, que todavía exageran más la información, indicando que el 17.8% de las mujeres en edad reproductiva han interrumpido su embarazo, lo cual representaría en teoría 5 millones de abortos, porcentaje que es arbitrario pues tampoco está sustentado.

Como conclusión de este análisis numérico, surgen algunas preguntas: ¿Con qué objetivo se inflan las cifras?, ¿a quién pretenden engañar? ¿acaso la vida de una mujer o un niño se puede reducir a una estadística?

El niño o la madre...

En la exposición de motivos de la iniciativa, los asambleístas argumentan que las mujeres todavía no pueden decidir sobre su cuerpo y pretenderían con esta ley que despenaliza el aborto hasta las 14 semanas “que las mujeres decidan sobre su propio cuerpo”. 

La ciencia cada vez más evolucionada confirma día con día la maravilla de la concepción, a tal grado que podemos contemplar el momento preciso en que un espermatozoide fecunda a un óvulo. La misma ciencia nos hace ver como ese nuevo ser humano comienza a moverse, manifestando vida: vida humana. Estamos hablando de los primeros instantes de la concepción.

14 semanas después, no solo hay una manifestación clara de vida, sino que físicamente el bebé tiene forma de ser humano. Cabe aclarar que no solo la forma le otorga su naturaleza. Por otra parte la mujer es una persona diferente al nuevo ser que se gesta en su vientre. El bebé depende de la madre solo para alimentarse (como sigue sucediendo cuando nace el bebé que sin el apoyo de sus padres muere) sin embargo todas sus funciones vitales y de desarrollo son independientes a las de la madre. Tanto es así, que la madre puede estar enferma de SIDA y el bebé perfectamente sano.

Esto nos hace ver con claridad que el tema del aborto nos pone en la mesa “aparentemente” entre dos vidas completamente independientes: la de la madre o la del bebé. ¿Es justificable que una ley decida por la vida de uno en detrimento del otro?, ¿es lo que debe incluir una ley?

Algunas instituciones que apoyan el aborto, llegan a la posición de argumentar que si no se está a favor del aborto, se está en contra de la mujer, argumentación que no puede ser mas perversa, porque no hay necesidad apremiante para decidir entre una vida y otra. No solo eso, hay innumerables testimonios de mujeres que han dado su propia vida en todos los sentidos por la vida de sus hijos. Una mujer que entiende que es MADRE, NUNCA pondría su vida por encima de la de su hijo.

¿No será que lo que pasa es que existe una desinformación? ¿no será que no se entiende o se quiere manipular la idea de que en el vientre de la madre hay un ser humano que es hijo de quien lo lleva dentro? ¿es el proyecto de vida y el desarrollo de la nueva persona mas o menos importante que el de otro ser humano? Y si el nuevo ser es otra mujer… ¿no estaría la ley decidiendo sobre el cuerpo de esa mujer?

La conciencia humana...
 
No cabe la menor duda de que estamos hablando de una iniciativa que obedece a intereses particulares de visiones maniqueas y de corto plazo. Es decir, no hay una visión solidaria de la humanidad.

Hoy suena fácil hablar de interrumpir el desarrollo de un ser humano asesinándolo. Los índices de natalidad en el mundo, cada día han ido disminuyendo más. Nos encontramos con países que envejecen día con día (principalmente los países europeos y nuestros vecinos de América del Norte)

Hay un índice que quizás no es relevante en este momento, pero la infertilidad cada vez es más manifiesta (4) Imaginemos por un momento que como lo plantea la película dirigida y escrita por el mexicano Alfonso Cuarón, Niños del Hombre (Children of men) y situada en el año 2027, han pasado 20 años desde el nacimiento del último ser humano en la tierra que sufre de una inexplicable y total esterilidad. ¿Qué relevancia tendría la fecundación de un nuevo ser? A los que hoy defiendan la vida humana, se les llamará visionarios, y a los que la busquen en ese momento, se les llamará inteligentes. Hoy son llamados conservadores y reaccionarios.

¿Qué imagen tenemos hoy de personas como Jacques Cousteau, o Al Gore que nos hablan del calentamiento global? ¿Qué imagen hubieran tenido de ellos a principios del S. XIX en el auge de la Revolución Industrial?

Estamos hablando de conciencias, de una conciencia de humanidad. Hay voces que se manifiestan con total claridad en este sentido, y con una visión de humanidad. Tal es el caso de la Iglesia Católica que lleva casi 2000 años en el planeta tierra y que tiene una visión que nos supera en tiempo a todos los que vivieremos cuando mucho 100 años. En este sentido la Iglesia Católica y las cristianas, se han manifestado con claridad y sin mayor interés que la defensa de la dignidad de la persona humana relación al tema del aborto.

Recientemente (5) el Arzobispo de Yucatán, Mons. Carlos Emilio Berlie Belaunzarán, ha recordado a los mexicanos que la ley moral no nace de las estadísticas, porque el hecho de que un crimen, como el aborto, se cometa con frecuencia, no quiere decir que deba ser legalizado.. "No somos dueños de la vida, ni la del feto, ni la del anciano", ha enfatizado. Mons. Berlie sigue llamando a los cristianos a no dejarse confundir por tantas estadísticas porque estas no hacen la ley moral, sino que ella nace del mandato divino "plasmado en el quinto mandamiento: no matarás".

Por su parte, la Confederación Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice) calificó como "lamentable" el proyecto de reforma al Código Penal del Distrito Federal que posibilitaría la práctica del aborto. En entrevista, el presidente de Confraternice, Arturo Farela Gutiérrez, rechazó la aprobación de la reforma. "Es sin duda una afrenta a la vida, y no es una postura fanática la que sostengo, pues cualquier persona sabe que mucho antes de los tres meses de gestación habita una vida nueva en el vientre de la mujer, por lo tanto, practicar aborto es privar de la vida a una criatura" subrayó, "prevenir la concepción de hijos no deseados sí fomenta la vida, esto sí es una actividad de una sociedad informada y civilizada, porque por el contrario, facilitar el aborto es un síntoma de patología social, de paliativo inhumano, de remedio inmoral" (6)

Otras Iglesias también han manifestado una posición contra el aborto por ejemplo., los Judíos Ortodoxos, Protestantes Evangélicos, Iglesia Luterana, Mormones. (7)

La Iglesia Católica ha subrayado , que quienes participen directa o indirectamente como causantes o colaborantes de un aborto, serán excomulgados. (8) Por otra parte, un médico que quiera seguir sus principios no debe preocuparse, pues puede acogerse a la objeción de conciencia estipulada en la ley.

El hablar del posicionamiento de las Iglesias, no se trata de un dato irrelevante. De acuerdo con una encuesta realizada por Ipsos Bimsa en mayo del 2006, existe un 76% de católicos y un 11% de cristianos, mismos que comparten los principios de la defensa de la vida que se les enseña en el seno de sus Iglesias. Sin embargo la misma encuesta menciona que en el caso de los católicos 31% justificaría el aborto en casos de violación, salud de la madre y el 8% en cualquier circunstancia. Existe un 60% de católicos y cristianos que nunca justificaría el aborto. Estamos hablando de 57 millones de personas lo cual representa al 52% de la población total de México que no acepta el aborto en ninguna circunstancia.

Cabe hacernos la pregunta de qué está pasando con el resto de las personas que estarían de acuerdo con el aborto en alguno de los diferentes casos. En la misma encuesta, hay un dato relevante que indica que el 70% de los católicos y 61% de los no católicos piensa que existen principos absolutamente claros acerca de lo que es bueno y lo que es malo, y esos principios aplican a cualquier persona en cualquier circunstancia.

¿No estaríamos entonces enfrentándonos a un problema de falta de información y un entendimiento claro de lo que es la vida y de cuando comienza esta? ¿Qué genera la desinformación? ¿Quiénes son los autores de la misma? ¿Qué papel juegan los medios de comunicación?

Conclusiones...
 
Con un sentido de humanidad, de ninguna forma podemos permitir, que se nos orillarse a una decisión maniquea entre la vida de una persona o de otra. Por lo mismo, estamos hablando de que el aborto no es una alternativa como algunos insisten.

Sin embargo es importante darnos cuenta de la realidad, y esta realidad nos indica que aún hay mujeres que acuden al aborto clandestino o legal (una o cien mil).. También la realidad de que cada aborto implicó la pérdida de uno o dos seres humanos. En un sentido solidario y de humanidad, no podemos olvidarnos ni de la mujer ni de su hijo.

Por lo tanto, la solución está en orientar, dar a conocer el sentido de la vida, formar en la responsabilidad y al igual que se hacen operativos policiacos para acabar con la piratería, se pretendería que los legisladores y los gobernantes realizaran operativos policiacos para acabar con las clínicas abortivas clandestinas. AL mismo tiempo fomentar programas apoyados por el estado de adopción y de soporte psicológico a todas aquellas mujeres que llevan en su vientre un hijo no deseado para que se les pueda acompañar en su proceso de gestación hasta la adopción. Hay muchísimas parejas en espera de un bebé que adoptar porque no pueden tener uno propio.

No es una decisión entre la vida y la muerte pues esta nos mantiene en constante confrontación como mexicanos y como seres humanos, sino una forma visionaria, inteligente, que nos puede mantener unidos y solidarios con la humanidad y con nuestra descendencia.

No se trata de estar de acuerdo o no con esta investigación, es un punto de partida y de reflexión. Sin embargo no nos podemos quedar con las manos cruzadas. Hoy hay quienes quieren aprobar el aborto sin detenerse a reflexionar. Es preciso solicitar a nuestros legisladores abrir espacios a la sociedad para que pueda esta expresarse.


REFERENCIAS
(1) Código penal para el D.F.
(2) Exposición de motivos para la presentación de la iniciativa de ley para despenalizar el aborto en el Distrito Federal
(3) INEGI
(4) http://www.zenit.org/spanish/archivo/9803/980304.htm
(5) ACI
(6) . http://www.elporvenir.com.mx/notas.asp?nota_id=120242
(7) http://www.hoy.com.ec/libro6/aborto/aborto11.htm
(8) http://www.siame.com.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=196&Itemid=1
Necesitamos tus comentarios para enriquecer nuestros boletines,
puedes enviarnos cualquier sugerencia para agregar nuevas secciones o desarrollar algún nuevo suplemento.
Si quieres inscribirte a alguno de nuestros boletines mándanos un correo a:
comentariosreportaje@yoinfluyo.com
YO INFLUYO.COM
es un medio de comunicación de la sociedad que promueve la participación ciudadana
Estamos para servirte, cualquier queja, sugerencia, aportación, o artículo que quieras que se publique, comunicate con nosotros a: comentariosreportaje@yoinfluyo.com
Subscribe Unsubscribe
enviar
 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |