Menu


Recuerda católico amargado: Cristo ha vencido al mundo
Solo digo, que no pierdas las esperanzas y te quedes amargado viendo solo el momento presente


Por: José Miguel Arráiz | Fuente: InfoCatolica.com



Una gran tentación que los cristianos católicos tienen actualmente es la de la desesperanza. Es incluso COMPRENSIBLE si leemos diariamente las noticias y la situación actual de la Iglesia. Los que acostumbran leer InfoCatólica y demás diarios católicos (incluso aquellos medios que hacen enormes esfuerzos por matizar y suavizar la situación) saben de qué hablo.

Un ejemplo del agobio que puede producir mantenerse al día de la situación actual de la Iglesia se puede encontrar en este mismo portal en algunos comentarios de las noticias. Por ejemplo:

“Este comentario es de un catolico amargado porque en eso me he convertido de ver las noticias que dia a dia vienen de nuestras tierras otrora catolicas…” (Comentarista de una noticia)

Otros no lo dicen tan directamente, pero se siente en el resentimiento de lo que expresan, en una constante y monótona queja. Si es una noticia sobre cómo los musulmanes asesinan a Cristianos, no falta el que diga sarcásticamente “El Islam, una religión de paz…”. Si es un miembro del clero que contradice las enseñanzas de la Iglesia y hace giños al mundo por el que se derrite” no falta el que venga a llamarlo “m#@%$ traidor apostata miserable”. Como ese ejemplos a montón. A veces incluso compadezco al que le toca moderar los comentarios del portal por toda la amargura que tiene que soportar.

Y como digo: es en cierta forma COMPRENSIBLE: En cierta forma tiene parte de razón el que se molesta al ver la injusticia campar a sus anchas en el mundo y a los cristianos ser inefectivos en contrarestarla. No somos de piedra: no puede permanecer insensible quien se entera de cuantos bebes no nacidos asesina la multinacional del aborto Planned Parenthood al día, y menos cuando se sabe que la misma matanza va a comenzar en países como Irlanda o Argentina. No, no son buenas noticias, es ciertamente, una etapa oscura de la historia que nos ha tocado vivir.



Pero no todo lo que es COMPRENSIBLE es JUSTIFICABLE. De hecho pienso (es mi opinión) que quien se deja vencer por la desesperanza en cierta forma sufre una enfermedad espiritual y una falta de fe.

Falta de fe porque si en verdad se cree en las promesas de nuestro Señor, se sabe que el mismo que se preguntó: «pero, cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará la fe sobre la tierra?» (Lucas 18,8) es el mismo que acababa de prometer a sus elegidos «que les hará justicia pronto». El Señor sabía que las cosas se pondrían feas, pero sabría que al final vencería. Sin embargo, ellos toman la  actitud del que ve una película donde su personaje favorito ha muerto, y a pesar de que sabe que va a resucitar al final, se queda afectado por la frustración.

Por supuesto, en nuestro caso se trata de la película de la vida, pero ¿no es mejor aún saber que de esa “película” también conoces el final? ¿No han leído como termina el Apocalipsis?  ¿Quieres más spoilers? ¿Entonces, por qué convertirse en un católico amargado como el comentarista de aquella noticia? ¿por qué sumergirte en un estado de depresión constante y eterna queja?

Entiende bien: no digo que no te preocupes por la situación actual de la Iglesia, no digo que no pidas a Dios que te de la gracia de hacer todo lo que esté de tu parte para mejorarla. Solo digo, que no pierdas las esperanzas y te quedes amargado viendo solo el momento presente. Termino como empecé. Citando el Evangelio:

«Os he dicho estas cosas para que tengáis paz en mí. En el mundo tendréis tribulación. Pero ¡ánimo!: yo he vencido al mundo» (Juan 16,33)



Este artículo fue publicado originalmente por nuestros aliados y amigos: InfoCatolica.com

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!