Menu


Alerta sobre Eve Reinhardt y el proyecto Decency Gap
“The Decency Gap” es un proyecto de más de 2 años de gestación y financiado por los mayores promotores mundiales del aborto


Por: Carlos Polo | Fuente: Population Research Institute



Population Research Institute nuevamente ha desenmascarado al lobby mundial del aborto. Esta vez ha sido revelando la verdadera naturaleza del Proyecto de Video multimedia denominado “The Decency Gap” (“la brecha de la decencia”) que buscaba desinformar usando los testimonios de líderes y organizaciones de defensa de la vida en América Latina, Europa, Asia y África. Carlos Polo, Director de la Oficina para América Latina del PRI, hizo público un video donde encara a la productora de este proyecto, la cineasta Eve Reinhardt, que se presentó fingiendo una supuesta imparcialidad para conseguir una entrevista y terminó siendo desenmascarada delante de cámaras.

“The Decency Gap” es un proyecto de más de 2 años de gestación y financiado por los mayores promotores mundiales del aborto. En su website, International Planned Parenthood, Marie Stopes International, Center for Reproductive Rights y PROMSEX (Perú) son reconocidas como guías e inspiración de todo el proyecto.

El proyecto está dirigido a terminar con la Política de Ciudad de México. Recordemos que esta política adoptada por el gobierno norteamericano prohibe financiar a las organizaciones que realizan abortos o promueven su legalización como método de planificación familiar. Por esa razón los grupos más radicales a favor del aborto han denominado a esta Política como “The Gag Global Rule” (“la ley global de la mordaza”).  Es decir, su objetivo perseguido es influenciar a la opinión pública norteamericana para recuperar los fondos de sus contribuyentes y utilizarlos en la industria del aborto internacional.

Con esta perspectiva, la supuesta imparcialidad periodística de Reinhardt en el tema del aborto es imposible. Su interés por contar con testimonios de líderes de defensa de la vida era más que sospechoso.

En esta empresa, Population Research Institute era un objetivo especial para Reinhardt ya que es la organización que con sus investigaciones de campo sobre abusos a los derechos humanos ha contribuido más que ninguna otra en el mundo a restringir fondos para la industria del aborto. La evidencia recopilada sobre la Política de un solo hijo en China y las esterilizaciones forzadas en Perú durante el gobierno de Fujimori son algunas de las acciones que han significado más de 500 millones de dólares de pérdidas al movimiento internacional pro aborto.

Ir por lana y salir trasquilado

“Fui contactado por Eve Reinhardt a fines del mes de Mayo. Se presentó como una cineasta independiente que venía al Perú y estaba interesada en el debate del aborto. Me escribió un correo electrónico diciéndome que Colin Mason, Director de Comunicaciones del Population Research Institute, le había dado mis datos y que estaba de acuerdo que se entreviste conmigo para el proyecto multimedia que estaba desarrollando. Me precisó que estaría en Cuzco y Lima del 1 al 10 de Junio y que le interesaba entender y profundizar el punto de vista de todos los actores en el debate del aborto.”

“En esos momentos, me encontraba de viaje en Uruguay y Argentina. Intercambiamos un par de correos electrónicos y llamadas de teléfono adicionales donde le repregunté por la entidad a la cual representaba. Reinhardt me respondió que ella trabajaba con un grupo de artistas y productores independientes en este proyecto, y que era completamente imparcial en el tema dado que su interés era registrar ambos lados del debate. Añadió también algunas frases melosas sobre la importancia del Population Research Institute en el tema y mencionó que ya había entrevistado a Obispos y líderes pro vida aquí en el Perú. Asimismo, me aseguró que no existía ninguna intención de dejar mal a ninguna persona o institución.”

Pero…¡Qué abismal diferencia había entre lo que decía Reinhardt y lo que en realidad estaba detrás de su proyecto! The Decency Gap.

La única verdad del discurso de Reinhardt era que efectivamente se trataba de un proyecto multimedia. Un proyecto de más de dos años iniciado el 2006 que llevaría a Reinhardt por Asia, África, América Latina, Estados Unidos e Inglaterra para conseguir testimonios, fotos y material fílmico con el propósito de terminar con la Política de Ciudad de México. Reinhardt pensó en todo momento que ese discurso le alcanzaría para poder recoger y luego editar los testimonios que solventarían la opinión de que Estados Unidos debería volver a financiar por ejemplo al Fondo de Naciones Unidas para Actividades en Población - UNFPA. Como es sabido, la contundente evidencia presentada por Population Research Institute en el Congreso de EE.UU. demostró que UNFPA colaboró decididamente en la realización de la Política de un solo hijo en China que incluía abortos y esterilizaciones forzadas a mujeres pobres

Eve Reinhardt sabía muy bien que Population Research Institute debía estar en su Proyecto Multimedia o se perdería algo importante en su discurso a la clase política norteamericana. Y asumió el riesgo.

“La cita que me dio Reinhardt fue concertada en un café del barrio limeño de Miraflores. Fui acompañado de un camarógrafo sobre el cual no me dijo nada. Reinhardt a su vez estaba acompañada de su traductora y una camarógrafa. Me pidió amablemente que la acompañara al lobby de su hotel que quedaba a unos 100 metros de ahí y en el camino hizo lo que ella pensaba un interrogatorio preliminar acerca de mi viaje a Uruguay y Argentina y sobre los proyectos que ahora me ocupaban.”

Reinhardt nunca se imaginó que sería descubierta y pagó cara su osadía. ACIPRENSA cubrió la noticia y presentó como primicia el video

Radiografía del Video y las mentiras de Reinhardt

Primera Mentira:
Al preguntarle a Reinhardt sobre el objetivo de su proyecto, ella insistió como en todas sus comunicaciones previas en decir que se trataba de una cobertura imparcial del debate sobre el aborto.

Segunda Mentira:
Cuando se le preguntó por el nombre de su proyecto, Reinhardt dijo que no lo sabía todavía y que en dos años más se determinaría el nombre. En ese momento fue que se le mostró las fotocopias de su website “The Decency Gap” diciéndole que no era decente lo que hacía. O sea, decir que era imparcial. Ya que ni siquiera algo parcial sino totalmente radical a favor del aborto.

Tercera Mentira:
Reinhardt sólo atinó a decir que ese website era viejo. (Cabe resaltar que no dijo que era falso, no dijo que no pertenecía a ese proyecto, seguramente porque estaba muy sorprendida). Sin embargo, en una parte del website, la Reinhardt cuenta con fecha de Junio 2008 que viene a Lima y Cuzco y pide colaboraciones y pone como contacto su coreo electrónico con dominio thedecencygap.org http://www.thedecencygap.org/project_development.html Apretando el botón “Contact us”, uno accede al correo electrónico referido.

Cuarta Mentira:
Al verse descubierta de una manera tan vergonzosa, dijo que sólo quería disminuir el número de abortos y que menos mujeres mueran repitiendo el argumento feminista escrito en la página inicial de su website. Este argumento falaz es el que repiten los más radicales grupos pro aborto y transparenta la verdadera identidad de Reinhardt. Finalmente se le puntualizó que tampoco era decente matar niños ni venir a cambiar las leyes de un país que no es el suyo.

Population Research Institute lanza alerta internacional

Este proyecto tiene una alta sofisticación y entraña un grave peligro. Está dirigido a alimentar el motor de la mayoría de las organizaciones militantes por la legalización del aborto: el dinero. Por otro lado el proyecto intenta presentar a las más altas autoridades políticas de EEUU como “objetiva” un discurso radical. Ellos catalogan a la Política de Ciudad de México como una mordaza porque los obliga a acallar sus verdaderas intenciones. Aquellas que no serían políticamente correctas ni siquiera en EEUU donde el aborto es legal. Para ello no han escatimado en engañar y disfrazarse para conseguir testimonios de grupos de defensa de la vida.

El mismo nombre del Proyecto ha sido escogido cuidadosamente para engañar a las personas comunes. Pero es muy revelador para quienes seguimos de cerca estos asuntos. El Término “The Decency Gap” (la brecha de la decencia) fue acuñado por Poul Neilson, tal como se explica en una de las páginas internas y todavía activas del website del Proyecto. Neilson, comisionado de la Unión Europea para el Desarrollo y la Ayuda Humanitaria, anunció que la Unión Europea llenaría la brecha que habían dejado los 34 millones de dólares recortados por Estados Unidos al Fondo de Actividades en Población de Naciones Unidas - UNFPA. Este fue un durísimo golpe dirigido directamente al mayor proveedor de abortos y control natal en más de 140 países.

El Proyecto “The Decency Gap” estaría intentando darse una imagen neutra para continuar en su propósito de desinformar sobre la realidad del aborto. Luego de que fuera puesta de conocimiento público la verdadera naturaleza del Proyecto, retiraron la página inicial de su website y la reemplazaron por un cartel de fondo donde sólo aparece el nombre del Proyecto. Sin embargo, el resto de la información sigue siendo de acceso público y puede ser visto a través de http://www.thedecencygap.org/issue.html.

“Hasta hace muy poco la página inicial se refería a la Política de Ciudad de México como la Ley de la Mordaza Global, haciendo eco a los grupos más radicales a favor del aborto. En otras palabras, la intención de “The Decency Gap” es devolverle los fondos norteamericanos, y el respaldo político que esto conlleva, a todas las organizaciones que realizan o promueven la legalización de la matanza de niños por nacer alrededor del mundo. Se trata de dinero, no de arte. Se trata de matar niños inocentes y no de salvar mujeres. Llamar “decencia” a conseguir dinero de contribuyentes mintiendo y encima conducirlo a matar niños por nacer es propio de un arte pervertido.”

“No creo que todo este conglomerado de la muerte pueda esconderse tras la apariencia de un grupo de artistas supuestamente imparciales. No se puede tapar el sol con un dedo, ni esconder la opción abortista cambiando la página inicial del website de un proyecto de esta naturaleza.”
 
Preguntas o comentarios al autor




Videos relacionados
 

Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |