Menu


Ayudemos a que Planned Parenthood no reciba fondos del gobierno de Estados Unidos
Cada año la organización envía millones de dólares al extranjero, con el fin de financiar las campañas a favor del aborto, sin dejar de mencionar el lobbv para la legalización del aborto en los países


Por: Steven W. Mosher | Fuente: Population Research Institute. 



Todos hemos visto el video en youtube Empleados de Planned Parenthood pillados en plena actividad ilegal, colaborando con el tráfico sexual de menores, encubriendo el estupro y relaciones sexuales con menores e incluso induciendo a las niñas para que eviten revelar la edad de los hombres mayores que las embarazaron.

También sabemos que Planned Parenthood es, siempre lo ha sido, una organización abortista. Sus “médicos” han realizado 337,000 abortos en el 2009. Es decir, más de uno en cada 4 abortos realizados en los Estados Unidos. De cada 100 mujeres embarazadas que ingresan a las clínicas de Planned Parenthood, 98 salen con el útero vacío.

Al final ya es de dominio público que el negocio del aborto de Planned Parenthood es muy, pero muy lucrativo. La organización obtiene mil millones de dólares de utilidades cada año solamente en este “rubro”. Los abortos por sí solos representan más de una tercera parte de sus ingresos a pesar que sólo el 10%.de sus pacientes van a sus clínicas por un aborto (esto muestra que la parte fuerte del negocio es el aborto).

Y como si fuera poco lo que reciben, otro tercio de sus ingresos vienen de los fondos del gobierno norteamericano, de contratos y subvenciones del gobierno, y finalmente de los impuestos de todos los contribuyentes. Como resultado de esta subvención, la organización ha obtenido cerca de mil millones en activos, haciéndola una de las más ricas empresas “sin fines de lucro” en la historia de Estados Unidos. Este “éxito” económico ha hecho más pobres a toda la población norteamericana de dos maneras. La primera dándole fondos a Planned Parenthood han dejado de emplearlos en necesidades reales y democráticamente aceptadas. Recordemos que los que apoyan el aborto legal no son mayoría en ese país e incluso los que están de acuerdo con que los abortos sean pagados con fondos federales son una minoría muy pequeña. Y en segundo lugar, la eliminación de millones de personas (capital de desarrollo económico futuro) se sentirá en no mucho pues precisamente el predominio mundial de la economía norteamericana viene siendo amenazado por dos gigantes, China e India, cuyas  numerosas poblaciones son precisamente una de sus fortalezas. (1)

Y aún a pesar de toda evidencia económica y geopolítica, Estados Unidos juega con viejas, viejísimas fórmulas y las exporta.

Planned Parenthood usa sus millones para exportar la ideología abortista

Planned Parenthhod es miembro de la International Planned Parenthood Federation – IPPF. Planned Parenthood es el big player dentro del movimiento internacional de control de población y se ha ganado un nombre por derecho propio. Cada año la organización envía millones de dólares al extranjero, con el fin de financiar las campañas a favor del aborto, sin dejar de mencionar el lobbv para la legalización del aborto en los países cuyas leyes están a favor de la vida, como es el caso de Filipinas.

IPPF  y Planned Parenthood en particular siguen los pasos de su fundadora, Margaret Sanger, quien despreciaba a las “razas asiáticas”, como ella y sus amigos eugenecistas las llamaban. A lo largo de su vida, se dedicó a reducir su población drásticamente. Pero aún más, las preferencias de Sanger fueron más allá que el asunto étnico. En su libro “Pivot de la Civilización”, sin ningún tapujo, pidió la extirpación de “la maleza…que está inundando el jardín humano”. Propuso la segregación de “los mentalmente débiles, los incapacitados e inadaptados,” y la esterilización de las “razas genéticamente inferiores”. Después dirigió la puntería hacia los chinos, escribiendo en su autobiografía sobre “la incesante fertilidad de (los chinos) millones que se extendían como una plaga”.

No hay duda que a Sanger le hubiera entusiasmado la política de un solo hijo del gobierno chino. En su libro "Código para detener la sobreproducción de niños" (Code to Stop the Overproduction of Children), publicado en 1934, Sanger declaró que "ninguna mujer tendrá el derecho legal a tener un hijo sin permiso... ningún permiso será válido después de tener un hijo". En cuanto a la eliminación selectiva de bebés incapacitados o abandonados, también le hubiese encantado que el gobierno chino hubiera considerado la adopción de políticas de eugenesia que fuera la propuesta de Sanger por décadas.

Sanger adolecía de sutileza en estos temas. Definía sin rodeos. “Control de la natalidad”, un término que ella acuñó era “el proceso de eliminar a los inadaptados” dirigido a “la creación de un superhombre”. Nada menos. A menudo Sanger repetía que “lo mas misericordioso que una familia numerosa puede hacerle a uno de sus niños es matarlo”, y que “todos nuestros problemas son el resultado del exceso de reproducción de la clase trabajadora”. Es decir, todos los que como Usted o yo, trabajamos.

Con frecuencia, Sanger promocionaba racistas y eugenistas en su revista, “Birth Control Review” (Revista Control de la Natalidad). Por ejemplo, Lothrop Stoddard un colaborador que también fue miembro de la junta directiva, escribió en “The Rising Tide of Color Against White World-Supremacy” (El Surgimiento de la Gente de Color Contra la Supremacía Blanca del Mundo): “Debemos oponernos resueltamente tanto a la propagación y diseminación asiática en las áreas de raza blanca, como  a que las regiones no asiáticas sean habitadas por razas realmente inferiores”. Cada artículo de la Revista Control de la Natalidad estaba lleno de este tipo de ideas.

Pero Sanger no se contentó simplemente con publicar propaganda racista. La revista también hizo propuestas políticas concretas, como la creación de “comunidades de retrasados”, la producción forzosa de los “capacitados” y la esterilización obligatoria e incluso la eliminación de los “discapacitados”.

Los puntos de vista racistas de Sanger fueron poco menos que infames. En 1939 Clarence Gamble y ella  hicieron una tristemente célebre propuesta llamada “El Control de la Natalidad y el Negro”, que afirmaba que “las zonas más pobres, en particular la del Sur… alarmantemente se están produciendo más de la mitad de las futuras generaciones”. Su “religión del control natal” escribió “aliviaría la carga financiera de atender con los fondos públicos… niños destinados a convertirse en cargas para ellos mismos, para sus familias y por último para la nación”.

La Guerra con Alemania, junto con las historias espeluznantes de cómo los nazis aplicaban en la práctica sus teorías sobre la “maleza humana” y “las razas genéticamente inferiores”, la hizo entrar en pánico a Sanger a punto de cambiar el nombre y la retórica de su organización. Por supuesto, lo que la asustó fue la mala prensa, no las consecuencias de sus ideas. Porque Sanger siguió haciendo lo mismo pero le dio un cambio de look. “El control de la natalidad” que tenía connotación de coacción, la convirtieron en “planificación familiar”. Los “discapacitados” y los “disgénicos” se convirtieron simplemente en los “pobres”. Y por último “La Liga de Control de la Natalidad de Estados Unidos” se convirtió en “Planned Parenthood Federation” de Estados Unidos.

Después de la muerte de Sanger en 1966, Planned Parenthood se sintió tan confiado de haber enterrado de manera segura su pasado que empezó a jactarse de “el legado de Margaret Sanger”. Y comenzaron a otorgar los “Premios Maggie” a personas inocentes que a menudo no tenían idea del verdadero pensamiento de Sanger. El primer galardonado fue Martin Luther King, quien no sabía que Sanger había inaugurado un proyecto para deshacerse de su descendencia. “Nadie debe enterarse que queremos exterminar a la población negra y el Ministro es el hombre que mejor puede apoyar nuestro propósito, en el caso de que puedan pensarlo los miembros más activistas”. Sanger le había escrito antes a Gamble.

La Buena noticia es que esta apariencia de respetabilidad de Sanger y de Planned Parenthood finalmente ha desaparecido.

Es tiempo de sacar a esta organización racista, codiciosa y abortista del presupuesto federal para siempre.

------------------------------------------------------------------------
1. Para más detalles, ver Defunding Planned Parenthood Fact Sheet elaborado por “Chiaroscuro Foundation”.

Si conoces a una chica que está pensando en abortar o que necesita ayuda con su embarazo Baby match

Consultorios en línea. Dudas personales, asesoría doctrinal y espiritual, vocacional, problemas familiares.

Suscríbete a la Newsletter de Bioética para recibir este servicio en tu e-mail.

Comparte este artículo con tus amigos o con quien crees que le puede interesar o ayudar.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |