Menu


Cuaresma en Sevilla
Religiosidad y piedad popular

El florecimiento del azahar es señal inequívoca de que pronto largas hileras de nazarenos surcarán las calles de la ciudad


Por: Francisco Santiago | Fuente: www.sevillainformacion.org



En Sevilla siempre es víspera de Cuaresma..., o casi siempre si tenemos en cuenta que el año cofrade va desde el Domingo de Resurrección al de Ramos. Pero no es exactamente así. A lo largo de los meses que distan entre el Domingo de Resurrección y mediados de Noviembre tienen lugar las procesiones de Gloria, que son realizadas por las hermandades del mismo nombre.

Sin embargo, a partir de Noviembre, en pleno Adviento navideño, se celebra el besamanos de la Amargura, que marca el comienzo de la víspera. Le suceden varios besamanos y quinarios hasta llegar al 1 de Enero que comienza el Quinario del Gran Poder y que culminará el día 6 (de la Epifanía o de la manifestación del Gran Poder de Dios). Es justo en ese momento cuando se desatan las impaciencias en la capital hispalense.

Desde el primer domingo de Enero los periódicos regalan colecciones en sus ediciones dominicales, salen a las ondas múltiples programas radiofónicos, se multiplican los ensayos de costaleros y de bandas de música, las tertulias y las casas de hermandad rebosan de actividades, en definitiva, podríamos afirmar que la cuaresma en Sevilla comienza como tal el día de los Reyes, 6 de Enero.

La Cuaresma tradicional viene marcada en su comienzo por el Via-crucis del Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla, que cada año es presidido por una imagen de las que procesionan en Semana Santa. A lo largo de éstos días es común llegarse a las distintas funciones que se llevan a cabo en las iglesias de las hermandades en honor de sus titulares en las que se montan verdaderos monumentos en forma de altares. También se pueden visitar algunos pasos que se comienzan a montar.

En realidad, la cuaresma contiene multitud de matices que se suceden unos a otros enmarcados en el advenimiento progresivo de la bondad climatológica, o mas concretamente, en la espera del florecimiento del Azahar, señal inequívoca de que pronto largas hileras de nazarenos surcarán las calles de la ciudad, y ésta se regalará a si misma la principal de sus fiestas, la Semana Santa.



La Cuaresma Universal

La Cuaresma, como ya indica el propio vocablo, tiene una duración de cuarenta días, desde el Miércoles de Ceniza hasta la Misa de la "Cena del Señor" del Jueves Santo, A partir de entonces, la liturgia considera el Viernes Santo, Sábado Santo y Domingo de Resurrección, toda una celebridad junta llamada "Triduo Pascual".

La cuaresma conmemora la estancia de Jesucristo en el desierto durante 40 días tal y como cuentan los Evangelios (Marcos 1, 12-13, Mateo 4, 1-11 y Lucas 4, 1-13), curiosamente este número se repite en el el Jubileo de las 40 horas, nace conmemorando las 40 horas que Jesús pasó dentro del sepulcro antes de su Resurrección.

La Cuaresma es un tiempo de reflexión sobre nosotros mismos, tiempo de pensar en qué hacemos, cómo lo hacemos y por qué, intentando enmendar los pasos en caso de haber errado en nuestro recorrido diario.


 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |