Menu


¿Quién eres Madre?
Click para más información
Madre, que cada hijo te ponga en el centro de su corazón para ver tu rostro de amor


Por: María Teresa González Maciel | Fuente: Catholic.net




No hay palabras para esbozar tu figura repaso una y otra vez tu presencia, tu finura, tus detalles, tu amor.

¿Alguna vez has querido explicar con tus palabras, lo que es un amanecer?

¿Puedes acaso describir con exactitud la sensación que produce el agua al acariciar tu piel?

¿Cómo puedes explicar la tranquilidad que se produce en tu alma en una noche muy obscura iluminada por una espléndida luna llena?

¿Puedes traducir la sensación y la alegría que produce un gran abrazo cálido en momentos de soledad?



¿Cómo externarías la sensación que te produce un profundo diálogo en el que los corazones se tocan, se compenetran se comprenden? Cuando con una mirada sientes la comprensión, y el amor de quien te contempla

¿Y cómo definirías la alegría y seguridad que percibes cuando alguien te alerta sobre un peligro o te allana el camino?

¿Y de qué forma expones el gozo diario de recibir no una sino mil flores de amor en tu camino?

 Madre me siento imposibilitada para hablar de ti. Madre perdóname que no pueda decir con palabras quién eres tú.

Es necesario que cada persona responda individualmente. Que tome la decisión personal de aceptarte como madre, y que te lleve a vivir a su casa. Que te ponga en el centro de su corazón. Para poder contemplar desde allí tu verdadero rostro de amor.
 



 

Artículo patrocinado.

Gracias a nuestra bienhechora Lyliam Díaz de Argentina por su donativo, que hizo posible la publicación de este artículo

¡Dona Aquí!






Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!