Menu



Comentario al texto Biblico del Salmo 19

¿Quién es el siervo del Señor?
El siervo es aquel que vive según la Torah.


Por: Tais Gea | Fuente: Catholic.net



El salmo 19 a primera vista puede parecer que contiene dos textos con temáticas diversas. De los vv.1-7 habla del modo en que la creación en armonía habla de Dios; de su gloria y de las obras de sus manos. De los vv.8-14 el salmo describe la Torah del Señor. Utiliza varios sinónimos de Torah, dice qué atributos tiene y finalmente qué es lo que provoca en el siervo  que sigue los preceptos del Señor.

Aunque son dos los temas que se afrontan, el redactor final del texto en el v.15 los une en uno solo.  Utiliza un elemento de naturaleza (roca) y un elemento de la Torah (rescatador). Habla del bienestar y la armonía universal y la necesidad que tiene el hombre de poseer bienestar y armonía interior. Esto se lo concede la Torah del Señor.

Al unir estos dos elementos podemos analizar la relación de los primeros 7 versículos con lo demás. Un posible vínculo se encuentra en la figura del siervo. El siervo es aquel que vive según la Torah. Este siervo debe tener un fruto en su vida de bienestar y armonía así como se ve en la naturaleza. Por lo que se tomarán los elementos con los que se describe a la naturaleza para ver si el siervo tiene estos mismos efectos en su propia vida. Para ello se utilizará el salmo 119 para comprobar esta hipótesis.

El salmo 119 tiene íntima relación con el salmo 19 ya que los dos abarcan la misma temática: describe la Torah, sus atributos y las consecuencias en la vida de las personas. Utiliza 14 veces la palabra  (siervo). Y cada versículo menciona un sinónimo de la Torah. Se tomarán los elementos que se describen en los vv.1-7 sobre la naturaleza y se verá si tienen una relación con algún versículo del salmo 119.

En primer lugar el salmo 19 dice que el cielo cuenta  la gloria de Dios y el firmamento declara la obra de sus manos. Al describir al siervo que guarda la Torah el salmo indica que con sus labios ha contado lo que dispone la boca del Señor v.13. También dice que de los dictámenes del Señor hablará a los reyes v. 46. Y finalmente el salmo, en dos de sus últimos versículos indica que el siervo no sólo cuenta y declara la gloria de Dios sino que lo alaba: «Mis labios proclaman tu alabanza» v. 171 y «que mi ser viva para alabarte» v. 175. Así es que el siervo del Señor viviendo según la Torah cuenta la gloria de Dios y declara la obra de sus manos.



A continuación el salmo 19 menciona que el día al día transmite el mensaje y la noche a la noche enseña un conocimiento v. 2. También en el salmo 119 podemos encontrar este atributo en el siervo que cumple la Torah. El texto dice que los mandatos del Señor le hacen más sabio que sus enemigos v. 98, le hacen ganar en sagacidad a sus propios maestros v. 99 y en cordura a los ancianos v. 100. Con esto el salmo demuestra que aquel que es siervo del Señor, siguiendo su ley, se vuelve transmisor del mensaje de Yahvé y maestro del conocimiento que adquiere.

Lo siguiente que indica el salmo 19 es que Yahvé le pone una tienda al sol. En este caso la única relación que se encontró fue el v. 54 del salmo 119 en el que el salmista dice que los preceptos del Señor son cantares en su casa de forastero.

En el v. 6 del salmo 19 se habla del sol como esposo que sale de su recámara nupcial y se alegra como un valiente. En el salmo 119 se considera que el Señor ama a través de la Torah (vv. 41.76.77.88.124.149) y que el siervo ama a Yahvé también cumpliendo la Torah (vv. 94.97.113.119.127.167.165.163.139.140.159). En el v. 140 encontramos textualmente esta frase: (tu siervo la ama).  También se utilizan vocablos que tradicionalmente son usados para la relación esponsal: conocimiento íntimo (4 veces) y raíz que se utiliza para aquel que rescata a la esposa de un familiar casándose con ella v. 154. Se podría pensar en una relación esponsal entre Yahvé y el siervo teniendo como intermediario a la Torah.

El v. 6 del salmo 19 también indica que el sol recorre un camino . Esta palabra puede ser traducida por camino, conducta o proceder. Por lo que tiene una connotación ética. El salmo 119 considera como sinónimo de Torah el camino del Señor. Utiliza este concepto en 13 versículos. Por lo general utiliza la palabra ??? y el verbo ???. Sin embargo, en tres ocasiones utiliza la palabra ??? para indicar camino vv. 101.104.128 y ??? una vez para indicar el siervo que recorre el camino de los mandatos del Señor v. 32. Se puede decir que el siervo del Señor es aquel que como el sol recorre el camino, la conducta y el proceder de Yahvé.

Por último, el v. 7 del salmo 19 indica que nadie se oculta del calor del sol. También en el salmo 119 se manifiesta que nadie se oculta de la ley del Señor. El siervo no se puede y no se quiere apartar de ella. De hecho la conclusión final del salmo, después de 176 versículos, es esa: «No. No olvido tus preceptos» v. 176. Son 12 veces las que el salmista insiste en la importancia de no olvidar la Torah del Señor. El siervo del Señor es pues aquel que no se oculta del calor que le ofrece la Torah.



En conclusión, con la ayuda del salmo 119, se puede decir que vivir como siervo del Señor cumpliendo su Torah lleva al hombre a tener ese bienestar y equilibrio que el salmista contempla en la naturaleza. 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!