Menu


Francia: permiso para matar
577 abortos diarios en 2004 en Francia, de los que casi 14 son de chicas menores de 20 años.La hedonista Europa no solamente ve envejecer su población, sino también crecer cada vez menos


Por: Salvador I. Reding Vidaña | Fuente: catholic.net



577 abortos diarios en 2004 en Francia, de los que casi 14 son de chicas menores de 20 años.

La hedonista Europa no solamente ve envejecer su población, sino también crecer cada vez menos. A los puristas del nacionalismo, a los racistas, y a los intolerantes con los seguidores de Mahoma, les molesta la inmigración de África y Medio Oriente. Quieren mantener Europa europeizada pero no pueden; necesitan renovar la población y, sin embargo, ellos mismos asesinan a sus bebés no natos.

En Francia, como en otros países, hay permiso para matar; la legislación no solamente permite el aborto provocado, o como dice el eufemismo la “interrupción voluntaria del embarazo”, sino que llega a subsidiarlo.

Se supone que una sociedad sexualmente libertaria como la francesa no necesitaría abortos voluntarios, por recurrir ampliamente a la contracepción, pero no es así; solamente el 71% usa métodos anticonceptivos. Las sociedades en donde es no sólo fácil sino gratuito el aborto provocado, con las seguridades médicas que no tiene el aborto clandestino, las personas tienden a desechar los contraceptivos, como el condón o las píldoras (también por el recurso a la “píldora del día siguiente”, abortiva). En esta forma los embarazos “no deseados” son más numerosos que lo imaginado y también los abortos provocados.

¿Cuántos abortos hay en Francia?

Nadie realmente lo sabe, aunque hay registros oficiales e innumerables estimaciones. La razón es que los establecimientos abortistas tienen obligación de llenar reportes periódicos al sistema sanitario del país (SAE), pero no siempre lo hacen. Primero porque en la ley de 1975 tenían cuotas de abortos (canceladas en 2002) y las sobrepasaban, y después simplemente por evadir la entrega de reportes.

El mayor número de abortos no declarados es de los establecimientos privados, principalmente en las zonas metropolitanas de París y Marsella, lugares con más oferta del servicio y más abortos. Están creciendo los abortos en consultorios médicos, con medicamentos y sin cirugía, evadiendo fácilmente los reportes. Por esta razón los datos de abortos están subregistrados, requiriendo estimaciones para acercarse a cifras reales. Se piensa que el 30% de los abortos no se declara.

Una estimación oficial de los abortos en Francia metropolitana (sin ultramar) nos da los siguientes datos, en 1990: 197,406, y en 2004: 210,664. Esto significa 17,555 por mes o 577 diarios. En este lapso de 14 años aumentaron los abortos en 6.7%. Pero aún hay más: de ellos, en 2004, 28,925 correspondieron a chicas menores de 20 años, es decir el 13.7%. Los abortos por cada 1,000 francesas entre 15 y 49 años eran en 2004 de 14.6, y para las menores de 20 años de 16.5.

Para al año 2005, la estimación es que de cada cien mujeres sexualmente activas, 17.2 habían tenido ya un aborto (Barómetro de la Salud, oficial). Otro dato: en 2004 el 42% fueron abortos administrando medicamentos; era de 20% en 1998.

A los abortos conocidos deben sumarse los inapercibidos, es decir los provocados por dispositivos intrauterinos, estimados entre dos hasta casi tres millones al año. Estos niños muertos antes de nacer están haciendo falta en Francia.

Estudios sobre el tema indican que, considerando sólo los abortos declarados, de cada 4 embarazos sólo 3 llegan al parto, es decir que un 25% que debería aumentar la población no vive. Pero sumando los no declarados, el porcentaje de embarazos voluntariamente abortados llega al 31%. Puede afirmarse, dice un tratadista, que esta juventud asesinada existió realmente y que su ausencia es irreversible, y en este sentido, uno de cada cuatro niños fue suprimido.

Esto tiene otras consecuencias, y es que las mujeres jóvenes que no vivieron y que podrían engendrar nuevos hijos son menos. La población femenina envejece y la tasa de natalidad se ve y verá más afectada.

Si por un momento dejáramos de lado toda consideración teleológica, sin derechos humanos ni moral alguna, la muerte con permiso en Francia y muchos otros países envejeciendo, la aceptación del aborto, es una aberración de política demográfica. Su población decrece y se agravará más en los próximos decenios.

Las consecuencias psicológicas de quien aborta afectan la estabilidad emocional de las mujeres; aunque como todo asesino “se vayan acostumbrando”. Dicen los homicidas que el problema es matar al primero, y los demás van dejando de traumarlos. Esto pasa a matones y a militares en guerra, y también a médicos, enfermeras y otro personal que participa directa o indirectamente en los infanticidios legales de los no nacidos.

Lo más grave es la pérdida del sentido de valor de la vida humana, vuelve insensible a toda una sociedad sobre la dignidad de la persona humana en lo general, con todas sus consecuencias prácticas de la vida diaria.

Sin duda que muchos defensores del “derecho al aborto” (la “interrupción voluntaria del embarazo”) creen defender el (supuesto) derecho de las mujeres al aborto voluntario. Esto es muy grave, pues evidentemente no han tenido la educación necesaria sobre el valor de la vida, y se vuelven insensibles, intransigentes y hasta fanáticos. Así, justifican recurrir a la violencia contra los defensores de la cultura de la vida, como contra “SOS Tous Petits”, de París.

El egoísmo de no ocuparse de hijos tiene su costo social. Las proyecciones demográficas de Francia indican las consecuencias del control natal y los abortos. Su población creció de 1950 a 2000 en 41% y crecerá de 2000 a 2050 en solamente 19%, pasando de 58.5 millones a 70; pero esto gracias a la migración neta, pues el crecimiento natural disminuirá paulatinamente hasta ser ya negativo el año 2045 y siguientes, cuando los decesos superarán a los nacimientos. Su población envejece y solamente la inmigración, estimada en cien mil por año, la hará crecer.

Preguntas o comentarios al autor
 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |